WiFi para la Universidad española

Movilidad

Todas las universidades públicas españolas tendrán conexión inalámbrica a Internet este curso.

Toda la comunidad universitaria española dispondrá de conexión inalámbrica a Internet durante este curso, en una medida que beneficiará a más de 1,2 millones de estudiantes que, a través de una contraseña, podrán acceder a Internet de forma gratuita. Los centros asumirán el coste del mantenimiento de la red en el futuro y determinarán los servicios web disponibles y a los que podrán tener acceso los universitarios.

El programa Campus en Red, promovido por el Ministerio de Industria, pretende impulsar sistemas de enseñanza avanzados, como e-learning o transmisión de voz sobre IP, fomentar la movilidad de los universitarios entre los distintos centros públicos, e incorporar a los jóvenes a la sociedad de la información. Para ello, Industria ha destinado 4,3 millones y las universidades otros 3,5 millones.

Todos los estudiantes matriculados en los centros públicos tendrán acceso a esta red en cualquier centro en el que se encuentren, a través de una contraseña que facilitarán los centros y que también se darán a los estudiantes europeos matriculados en centros adscritos al Eduroam, el programa homólogo comunitario. El proyecto se inició en 2006 y ya ha sido implantado plenamente en 40 universidades de las 44 adscritas, para un total de 50 centros españoles. Las seis restantes ya habían desarrollado programas pioneros que se interconectarán con ‘Campus en red’.

El personal docente (más de 90.000 profesores) y los trabajadores administrativos de los centros (otros 40.000) también se beneficiarán de este proyecto en las mismas condiciones, con el único requisito de una contraseña, que dejará de ser efectivo una vez se desvinculen de las universidades, como los alumnos, y la descarga de un software gratuito. También se requerirá una tarjeta inalámbrica estándar IEEE 802.1X.

Los servicios que estarán accesibles quedarán a discreción de las universidades, así como el resto de condiciones como el tiempo de acceso. Podrán conectarse equipos portátiles, fijos, agendas electrónicas y demás dispositivo.

La iniciativa, iniciada en 2006, culminará su implantación este año logrando, según el secretario de Estado de Universidades, Miguel Ángel Quintanilla, eliminar paulatinamente la distinción entre “la biblioteca y el aula, o entre el aula y las aulas de informática”. El mantenimiento de la red tampoco será un problema para los centros, porque su coste será “sin duda menor que las aulas de informática”.

Con la finalidad de crear un espacio único, las universidades facilitarán el acceso a Internet de estudiantes y profesores en toda España y extranjeras, (las adheridas al servicio MovIRIS/Eduroam). Además, se pondrá en marcha un plan de comunicación y de difusión de la iniciativa en las universidades, por medio de rótulos y carteles con los que se indicará la localización de los espacios de cobertura wifi en cada una de las 44 universidades que participan.

Dentro de las actividades previstas, destacan la celebración de diferentes eventos tecnológicos: en cuatro universidades se crearán espacios ‘chill-out’ donde los asistentes se podrán conectar directamente desde sus propios equipos y se ofrecerá información sobre las utilidades de la tecnología wifi.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor