X11: la fórmula secreta de Apple Computer

MacWorkspace

Apple Computerse está extendiendo su negocio sobre la comunidad Unix con el lanzamiento de un software que podría facilitar que las aplicaciones Unix puedan ejecutarse en el sistema operativo Macintosh.

Durante el Macworld Expo la compañía presentó una versión de pruebas del sistema X Windows, o X11, para su sistema operativo basado en Unix, Mac OS X. El software X11 proporciona un entorno gráfico y de ventanas estándar en Unix y Linux, y hace posible ejecutar software desarrollado para una versión de Unix en otra. Según las estimaciones de la industria, hay cerca de 30 millones de usuarios de X11 en todo el mundo.

Y lo que es más importante, X11 podría acercar a Apple a uno de sus objetivos más escurridizos: atraer a las corporaciones hacia Mac. Aunque Apple es muy popular entre creativos, editores de películas y similares, la compañía necesita extender sus encantos para aumentar sus ingresos. En las previsiones más recientes, Apple pronosticó ingresos planos para el futuro inmediato, mientras que algunos analistas creen que los productos de la compañía están perdiendo cuota de mercado, a pesar del nuevo hardware y de los dispositivos digitales.

Por otra parte, Apple espera que el lanzamiento de X11 acelera la aceptación de Mac OS X entre los usuarios de Unix y que un número cada vez mayor de aplicaciones Unix llegue a su sistema operativo. La compañía anunció el martes que ha habido más de 100.000 descargas de la beta desde el pasado 7 de enero.

Sin embargo, antes de que los usuarios de negocios se muevan hacia Mac OS X, Apple necesita convencer a los desarrolladores.

X11 proporciona un entorno de ventanas que permite que los programas Unix se ejecuten sobre Mac OS X esencialmente de la misma manera como lo hacen en su sistema operativo nativo. La herramienta también hace que el proceso de desarrollar una aplicación nativa para OS X sea más rápido, mientras que permite que los programas se ejecuten en un Mac mientras tanto. Además, X11 ejecutado en un OS X proporciona a los usuarios de Unix una opción portátil que ellos no tendrían con Unix.

Apple cree que X11 es la clave para llevar las aplicaciones Unix a Mac OS X. “Vemos X11 como un puente para aquella gente que ha estado en otro mundo y quiere venir con nosotros”, afirma Richard Kerris, director de desarrollo de tecnología de Apple.

Michael Silver, analista de Gartner, dice que hay cierto número de razones por las que un usuario tradicional de Unix podría considerar moverse hacia Mac OS X. Una de las principales, afirma Silver, son los costes.

Si pensamos únicamente en el coste de hardware, tendría sentido migrar de Unix a Apple. Una estación de trabajo Sun Blade 2000 con un procesador UltraSparc III a 1GHz, 2GB de RAM y 73Gb de disco duro se vende en Estados Unidos por 15.995 dólares. En comparación, Power Mac G4 con un procesador dual de 1,25GHz, 2GB de RAM y 120Gb de disco duro tiene un coste de 4.599 dólares. El Mac también ofrece grabador de DVD y equipamiento inalámbrico de redes, entre otras características que normalmente no están disponibles en estaciones de trabajo Unix o Linux.

Actualmente la beta del software está disponible de forma gratuita, aunque la compañía ya ha advertido que cobrará una cuota por el software cuando sea lanzado a finales de este año.

La versiones Unix no se ejecutan fácilmente en Microsoft Office, el estándar de facto en los negocios. Esto significa que la mayoría de la gente debe mantener la estación de trabajo Unix como un PC Windows, lo que supone dolores de cabeza y añade costes, señalan los analistas. De esta forma, un movimiento de Unix a Mac OS X podría permitir a las compañías a consolidar sus sistemas.

Para la mayoría de la gente, la posibilidad de ejecutar Microsoft Office es un gran incentivo, afirma Michael Silver. Otro tema es la portabilidad, Sun no ofrece Unix portátil. “Sin embargo Apple cuenta con un montón de portátiles entre los que escoger y, ejecutando Mac OS X, podrían ejecutar aplicaciones Unix con X11”.

Ganarse a los usuarios tradicionales de Unix es crucial si Apple espera incrementar sus ventas corporativas. La compañía necesita acercarse a las empresas y los negocios especializados, donde hay una gran oportunidad de ganar conversos de Unix.

Apple también observa grandes oportunidades entre los creadores de contenido de Hollywood y otros usuarios de informática de alto rendimiento. Las herramientas de X11 trabajan también con Linux como con otras versiones de Unix.

Los intentos de Apple de buscar a los usuarios existentes de Unix y los experimentadores de Linux hacia Mac OS X, llega después de que los grandes fabricantes tradicionales de servidores y estaciones de trabajo de Unix, como IBM y Sun Microsystems, hayan extendido sus estrategias hacia Linux. Y ellos responden a la creciente demanda de los clientes de una alternativa a Unix.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor