Ya es posible alquilar Liechtenstein (sí, todo el país) por 50.000€ / noche

Empresas

Se acerca el momento de programar las vacaciones y algunos invierten muchas horas sentados frente las pantallas de sus ordenadores en busca de las mejores ofertas, repasando rutas turísticas y excursiones, cotejando las opiniones de los internautas para encontrar el mejor alejamiento, aquel que reúna todas las características que están buscando al mejor precio, etc.

Y vosotros, ¿Habéis decidido ya destinación? ¿Mar o montaña? Pues si viajáis en grupo numeroso y os podéis permitir un desembolso generoso quizá os interese esta oferta: programar una estada en Liechtenstein. ¿Alquilando una casa? ¿Quizá en un lujoso hotel? ¿De acampada? No, no… lo que se nos ofrece aquí es alquilar TODO Liechtenstein, el país entero, y tener así a nuestra disposición gran parte de sus recursos. ¿Cómo? Os ampliamos la información después del salto. 

Airbnb, un portal que ya ofrecía en alquiler pequeños pueblos en Alemania, Austria o Suiza, se ha asociado ahora con la compañía de producción de eventos Xnet de Liechtenstein (y también en colaboración con el Ministerio de Turismo), y por el módico precio aproximado de 100.000 euros (50.000€ / noche, pero un mínimo de dos son obligatorias) nos ofrecen la posibilidad de alquilar este pequeño país centroeuropeo, de tan sólo 160 Km2 y 35.000 habitantes.

¿Eres millonario? ¡Pues ahora ya podrás arrendar un país entero para tus vacaciones! La idea pero, está quizá más enfocada a la organización de grandes eventos, ferias, reuniones, conferencias o congresos de empresas multinacionales, a las que acude un gran número de personas (a disposición del cliente hay casi 900 plazas de alojamiento). Además de la estancia, se concede un acceso preferente y exclusivo a diferentes lugares del Principado que de otra manera difícilmente podríamos visitar. Se trata de transmitir de alguna manera una sensación de cercanía y pertenencia sobre todo el Principado de Liechtenstein, su territorio y la totalidad de aldeas y personas que lo forman.

Así una gran empresa podrá alquilar el país para realizar unos días de conferencias y reuniones, y enviar allí a unos centenares de sus mejores empleados para que realicen unas jornadas de trabajo; pero en un  marco incomparable y disfrutando de las máximas comodidades que ofrece el Principado de Liechtenstein.

Por poner un ejemplo, a la llegada a Liechtenstein (lo que sería el Check-in del hotel para entendernos) podremos disponer de una flota de vehículos de lujo que recogerá los huéspedes, o quizá prefiramos optar algo más ceremonioso como unas carrozas tiradas por caballos. Después se nos hará entrega de la llave simbólica del estado en un breve acto en el nuevo Parlamento, y la bandera o estandarte de la empresa ondeará durante unos días en alguno de los edificios más emblemáticos del país.

Podremos celebrar las cenas o las comidas en las bodegas reales, o puede que nos guste más disponer de los bonitos jardines de alguna de las fortalezas. Para las reuniones del congreso se podrán habilitar los mejores salones de palacio y evidentemente habrá acceso total a todas las actividades culturales que ofrece el Principado (museos, teatros, cines, etc.)

¿Y para los ratos libres de ocio? Ningún problema. En invierno, Malbun nos ofrece una maravillosa estación de esquí a una altitud de 2000 metros, y en verano podríamos disponer del Rheinpark Stadion, el estadio de fútbol con capacidad para 8.000 personas y organizar allí por ejemplo un mundialito. Liechtenstein es un país muy montañoso y también es posible realizar allí múltiples excursiones y acampadas.

A partir de este concepto básico las posibilidades de personalización de la experiencia son casi infinitas, sólo hace falta decidir por cuantas noches queremos alquilar el país y negociar a fondo todos los detalles, que deberán quedar bien estipulados por escrito en el “contrato de alquiler”.

Eso sí, suponemos que la cosa tendrá sus límites y no podremos excedernos en nuestras exigencias. El pasado verano el famoso rapero Snoop Dogg trató sin éxito de alquilar el Principado de Liechtenstein durante dos días para la grabación de un videoclip, pero las negociaciones acabaron por romperse. ¡A saber lo qué pretendía hacer el californiano! Me hubiera gustado leer el borrador de ese contrato, seguro que era de lo más interesante – dani olego [Geekosystem]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor