Ya hay una ciudad en USA que ha prohibido cualquier uso del móvil mientras conduces [Veredicto: ni manos libres, ni Bluetooth, ni gaitas]

EmpresasInnovación

Ni manos libres, ni pinganillo, ni Bluetooth ni nada de nada de nada. La ciudad de Chapel Hill, en Carolina del Norte (USA) ha ido más allá de lo que anteriormente se haya atrevido cualquier otro ayuntamiento: ha prohibido cualquier uso del móvil al volante. Conduciendo no se habla por el móvil. Y punto en boca. Nunca mejor dicho.

Hasta ahora muchos de los lugares en los que se ha prohibido el uso del móvil en el coche permitían a los conductores emplear sistemas de manos libres, algunos incluso pinganillos Bluetooth.

La idea era que el conductor no tuviese que alejar las manos del volante para manejar el mismo, aunque no se prohíbe fumar o cambiar la emisora de radio o buscar petróleo en las fosas nasales… curioso… lo de las prohibiciones, no lo de las prospecciones.

Pero en Chapel Hill no permiten ni eso… seguimos con lo de los móviles. Después de dos años de discusión la controvertida ley finalmente se ha aprobado: a partir del 1 de junio no se permitirá hablar por el móvil mientras se conduce. Sin ningún tipo de excusa ni artilugio electrónico de por medio.

¿Excepciones? Pues sí, las hay. Los conductores sí podrán llamar a sus parientes más directos: esposa, padres e hijos y, por supuesto, realizar llamadas de emergencia.

La multa por incumplir esta norma tampoco es para desequilibrar la economía doméstica: $25. ─[News Observer / Imagen: Darren Baker/Shutterstock]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor