ZF asegura que el uso de LIDAR en coches autónomos es crucial

Regulación

Tras la polémica generada por el accidente del primer Model S de Tesla en Autopilot, desde el suministrador alemán ZF se asegura que es necesario incluir la tecnología LIDAR e incorporar múltiples sensores.

Si ya existían ciertas dudas acerca de la seguridad de los coches autónomos, el anuncio del primer accidente mortal de un coche conduciendo de forma autónoma, utilizando el sistema Autopilot de un Model S de 2015 de Tesla, ha aumentado las reticencias y los miedos.

Aunque todavía se sigue investigando el papel que un reproductor de DVD podría haber tenido en el fatal desenlace, y con la noticia de un segundo posible accidente sin víctimas mortales, lo cierto es que el sistema Autopilot no es como el de muchos otros coches autónomos que estamos viendo por parte de varios fabricantes. Es un sistema más limitado y en teoría tan sólo de conducción asistida, por lo que no es lo mismo, pero el accidente está siendo utilizado para plantearse cuestiones de seguridad y podrían terminar frenando la implantación de los coches autónomos.

En coches como los de Google, además de cámaras, se utilizan otros sensores, incluida la tecnología LIDAR, que se basa en el uso de un láser de alta precisión que realiza un barrido con pulsos de luz infrarroja y que permiten dar la distancia del emisor a los objetos que lo rodean con gran detalle.

Esta tecnología permite detectar obstáculos en condiciones de escasa visibilidad e incluso cuando el vehículo va a altas velocidades, por lo que para el suministrador alemán para automóviles ZF, es un sistema esencial para los coches autónomos.

De hecho, según el CEO de ZF, Stefan Sommer, las cámaras son algo insuficiente, y junto a ellas y LIDAR, deberían contar también con algún tipo de radar de corta y larga distancia. El problema es que mientras las cámaras resultan relativamente baratas, los sistemas LIDAR son todavía muy caros, y sería complicado integrarlos en vehículos de producción masiva.

Queda por saber si finalmente el accidente del Model S terminará obligando a que esta tecnología se convierta en algo indispensable por parte de los estándares y normativas de los países para coches autónomos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor