Zipline consigue el respaldo de la Casa Blanca

EmpresasStartups

Zipline, que entrega suministros médicos a zonas remotas a través de drones, probará su tecnología en Maryland y Nevada, dentro de un programa impulsado por el gobierno de EEUU.

La startup californiana Zipline empezará a probar en breve la entrega de suministros médicos a las comunidades remotas de Estados Unidos mediante drones. El proyecto cuenta con al apoyo de la iniciativa “Taller de aviones no tripulados y futuro de la aviación” del gobierno estadounidense.

Los vuelos de Zipline pretenden demostrar la “viabilidad de la tecnología de aviones no tripulados en la difusión de los suministros de cuidados críticos” en zonas de difícil acceso, de acuerdo con un comunicado de la Casa Blanca.

A la espera de la aprobación de la FAA, las entregas de Zipline incluirán sangre, medicinas y productos médicos, que se repartirán en lugares aislados como la isla de Smith (Maryland) y la Pyramid Lake Health Clinic Tribal (Nevada).

“Hemos presentado una propuesta [a la Oficina de Ciencia y Tecnología] antes del evento (…) y nos seleccionaron como participantes para resaltar ciertas capacidades”, declaró a TechCrunch el asesor de la startup de San Francisco, Lawrence Williams. De cara a este proyecto, se asociará con las empresas Ellumen y ASD Healthcare y la organización sin ánimo de lucro Bloodworks Northwest para efectuar las entregas.

Zipline diseña sus propios sistemas de lanzamiento y aterrizaje de aviones no tripulados. La startup está financiada con 19 millones de dólares en capital riesgo de los inversores Sequoia Capital, Google Ventures, el cofundador de Microsoft, Paul Allen, el cofundador de Yahoo, Jerry Yang, y Subtraction capital.

No obstante, el principal mercado de Zipline no es EEUU, sino África. La compañía ha trabajado para ser pionera en el uso de drones en servicios de logística de salud en el continente africano. Esto incluye una asociación con UPS para la entrega de vacunas en Ruanda, y también está colaborando con el gobierno ruandés en la construcción de uno de los primeros aeropuertos de aviones no tripulados del mundo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor