ZTE Link

ComponentesMovilidadSmartphonesWorkspace
0 0

El primer smartphone Android de marca propia ZTE es un teléfono aceptable, pero que no se puede incluir en la gama alta.

Para todos aquellos que estén pensando en dar el salto de un teléfono móvil normal a un smartphone el ZTE Link puede ser una buena alternativa. Se trata del primer terminal que el fabricante chino pone en el mercado español bajo su propio sello y con la plataforma Android incorporada, en concreto con la versión 2.1.

Así, el teléfono cuenta con todas las ventajas de un modelo con Eclair integrado, como el acceso a redes sociales, la posibilidad de descargar apps en Android Market, la consulta de mapas, etc. Sin embargo, estas experiencias no resultan tan plenamente satisfactorias como en otros dispositivos de gama superior.

Hay varias razones por las que no se puede categorizar al Link como un móvil “notable”. La primera es la poquísima resolución de su pantalla (320×240 píxeles) , que se percibe sobre todo en los iconos de las aplicaciones y a la hora de navegar por la web. El pixel está más que presente y la apariencia acaba recordando a móviles de hace algunos años. La propiedad resistiva de la pantalla y su tamaño de tan sólo 2,8 pulgadas tampoco ayuda a que la experiencia de interacción resulta demasiado positiva. Así los toques son muy imprecisos y es frecuente tener que pulsar varias veces la pantalla para una acción.

El dispositivo cuenta con un procesador Qualcomm QSC 7227, suficiente para ejecutar ciertas tareas, pero poco potente para desempeñar otras que ya se han convertido en comunes en el mundo de los smartphones. Por ejemplo, a la hora de combinar el GPS del teléfono y los mapas son frecuentes las esperas y los fallos.

En cuanto a las características multimedia, las de esta ZTE no están mal. Dispone de una cámara de fotos y vídeo con sensor de 3,2 megapíxeles, receptor de radio FM y reproductor musical. En cuanto a la conectividad, tiene además de 3G, WiFi, Bluetooth, un puerto Micro USB y ranura parra tartejas Micro SD.

Para concluir hay que decir algunas cosas a favor del teléfono. La primera es su reducido peso. Con tan sólo 130 gramos resulta más que liviano y muy cómodo de llevar encima. Su carcasa es de plástico, pero los acabados y el material son bastante aceptables.

Además, hay que tener en cuenta que el móvil se distribuye con Yoigo prácticamente gratis y eso es un punto para justificar muchas de sus “carencias”. En este ZTE no vas a encontrar el smartphone del año, pero el terminal cumple de forma aceptable con las prestaciones de Android 2.1 y te permite comenzar a familiarizarte con el mundo de los terminales inteligentes si eres un neófito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor