Zynga: historia de una caída en picado

CloudEmpresasMarketingRedes Sociales

La firma de juegos sociales cae en bolsa, presenta malos resultados trimestrales y está sufriendo una importante fuga de ejecutivos.

No hace tanto se hablaba de Zynga como una promesa de Internet: había revolucionado (casi inventado) el mundo de los juegos en redes sociales, sus productos eran casi éxitos seguros en Facebook y parecía que sabía monetizar. Todo buenas señales, incluso tras su salida a bolsa logró que sus acciones se mantuviesen unos meses por encima de su precio de salida. Pero a partir de marzo y, sobre todo, tras la OPV de Facebook, empezó la debacle.

Un vistazo a los distintos precios que han tenido sus acciones a lo largo de estos meses lo deja claro: el precio de salida fue de 9,50 dólares. En marzo estaban a 14,69. El 18 de mayo, al día siguiente de la salida al parqué de Facebook, cayeron a 7,16 dólares. Esta pasada semana los títulos se intercambiaban a menos de 3 dólares.

¿Qué ha pasado? Además de la influencia de la OPV de Facebook, en cuya documentación entregada a la SEC dejó claro cuánto dependía Zynga de la red social y cuyos problemas el primer día de cotización sembraron el miedo entre inversores a la famosa burbuja social, los resultados semestrales presentados en julio no ayudaron: pérdidas de 108 millones de dólares (frente al beneficio de 18 millones de la primera mitad de 2011) y una revisión a la baja de las previsiones de la firma. El fin del periodo de bloqueo de algunas acciones en agosto provocó más caídas.

Fuga de ejecutivos

El mal rendimiento en bolsa de Zynga y sus malos resultados financieros están teniendo además un efecto colateral sobre la compañía: sus ejecutivos están huyendo antes de que sea demasiado tarde. A pesar de los intentos realizados por Mark Pincus, CEO de la compañía, por retener a sus empleados a través de un reparto de stock options para compensar la pérdida de precio de las acciones cuando todavía no las podían vender, agosto ha sido un mes de fuga de ejecutivos en Zynga.

Esta misma semana se conocía que Mike Verdu, director creativo de Zynga, abandonaba el barco para centrarse en crear una compañía propia, pero no ha sido el único. Además de él, en agosto también se han ido de Zynga, que se sepa, cuatro ejecutivos más: Erik Bethke, manager general que gestionaba Mafia Wars 2, Alan Pat More, manager general de CityVille, Ya Bing Chu, vicepresidente de la división móvil de Zynga, y Jeremy Strauser, también manager general y ex empleado de Electronic Arts.

¿Podrá Zynga enderezar el barco? Las cosas no pintan demasiado bien: a todos estos problemas hay que sumar los primeros problemas legales de la compañía, enfrentada a Electronic Arts. Si gana, todo irá mejor. Pero los efectos de una pérdida extra, esta en los tribunales, podrían ser fatales para la firma. Zynga ha dejado de prometer cosas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor