¿Están a salvo tus datos?

Green ITInnovación

Didier Trassaert, Vicepresidente EMEA de Maxtor, reflexiona sobre la necesidad de realizar copias de seguridad de nuestros datos.

La semana pasada, tenía que coger un vuelo y llegué al aeropuerto a última hora. Con mi maletín colgado del hombro y arrastrando el bolso de mano por la terminal, llegué como pude al control de seguridad y comencé el rutinario proceso de sacar el portátil del maletín y colocar mis pertenencias en la máquina de rayos X. Después de tener que colocarme a un lado para someterme a un registro más exhaustivo, casi me olvido de recoger el ordenador de la cinta de la máquina de rayos.

En los últimos meses, el número de ordenadores portátiles olvidados en los aeropuertos se ha disparado hasta alcanzar varios miles. Irónicamente, la causa de estos extravíos ha sido el endurecimiento de las medidas de seguridad. Las férreas medidas de seguridad actuales hacen que muchas personas accidentalmente dejen olvidado todo tipo de artículos en la zona de control.

Los servicios de objetos perdidos de los aeropuertos reciben cada día los ordenadores portátiles olvidados que los pasajeros extravían en los aeropuertos. Sin embargo, aunque la pérdida del ordenador en sí es un auténtico fastidio, lo peor es perder todo lo que se halla almacenado en el disco duro. Además de documentos correspondientes a nuestro trabajo, solemos almacenar en nuestros ordenadores portátiles información personal como estados financieros, libretas de direcciones y fotografías digitales de nuestra familia.

No obstante, los estudios demuestran que la mayoría de la gente nunca, o casi nunca, realiza copias de seguridad de los datos almacenados en sus discos duros ni siquiera para proteger sus datos más críticos. En general, los usuarios parecen haber decidido que realizar copias de seguridad es demasiado engorroso.

Actualmente, disponemos de un abanico de opciones más amplio que en el pasado a la hora de realizar copias de seguridad. Podemos realizarlas en disquetes o CDs que luego guardamos en una caja de zapatos, o bien podemos almacenarlos en Internet, utilizando un proveedor de almacenamiento remoto. Todos estos sistemas requieren que llevemos a cabo una rutina periódica para asegurarnos de que hemos hecho copias de seguridad de los últimos archivos en los que hemos trabajado y de que las hemos guardado en un lugar seguro. Sin embargo, no todos los métodos de backup son iguales: algunos requieren múltiples pasos y llevan más tiempo que otros, lo que complica la tarea de mantener nuestras copias de seguridad debidamente actualizadas.

El uso de disquetes o CDs es engorroso porque cada vez que necesitamos localizar un fichero almacenado, primero tendremos que encontrar en qué CD lo hemos guardado. Asimismo, debido a la mayor capacidad de los discos duros en la actualidad, podría ser necesario utilizar cientos de CDs para guardar todo el contenido de un disco duro. Por ejemplo, para archivar el contenido de un disco duro de 40 gigabytes, nos haría falta utilizar 58 CDs. A lo que se añade la incomodidad de pasarse horas frente al ordenador colocando y retirando cada uno de los CDs en la unidad lectora de CDs.

Otros usuarios almacenan sus datos en Internet, confiando sus datos a un proveedor de almacenamiento remoto. Guardar los datos en un sitio remoto permite salvaguardarlos en caso de incendio o de robo del ordenador. Sin embargo, puesto que no todo el mundo tiene acceso a conexiones de banda ancha de alta velocidad, la transmisión de dados por Internet puede convertirse en un proceso muy lento. Asimismo, los usuarios tienen cierta aprensión a enviar sus datos por la red y almacenarlos en servidores a los que tienen acceso otras personas ya que no les parece un método demasiado seguro.

Afortunadamente, existe una solución para la realización de copias de seguridad que, además de sencillez, ofrece al usuario una gran tranquilidad. Los discos duros externos ofrecen al usuario la capacidad de hacer copias de seguridad de cientos de gigabytes de datos alojados en sus ordenadores a través de una conexión USB o FireWire. Es más rápido copiar archivos en un disco externo que en un disquete, un CD o un sistema de cartuchos extraíbles. Basta conectar la unidad externa al ordenador, copiar los archivos y, a continuación, guardar el disco externo en un lugar seguro. Para acceder a los datos, sólo hay que volver a conectar la unidad externa al ordenador.

El fabricante de dispositivos de almacenamiento Maxtor ha creado un conjunto de discos duros externos especializados que cuentan con una función extra que facilita aun más la realización de copias de seguridad. Las unidades OneTouch Maxtor incorporan la función OneTouch, que ofrece al consumidor opciones de almacenamiento rápidas y seguras con sólo pulsar un botón. En un solo paso, el usuario puede realizar copias de sus datos de forma eficiente y sin complicaciones.

Al utilizar un dispositivo como éste para almacenar sus copias de seguridad, el usuario se asegura de disponer en todo momento de una copia segura de sus datos, lo que representa una enorme tranquilidad en caso de que su ordenador portátil se extravíe o sea robado.

Sus datos empresariales y personales pueden desaparecer para siempre … a menos de que los proteja mediante copias de seguridad verdaderamente seguras.

Didier Trassaert, Vicepresidente EMEA de Maxtor Corporation

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor