Wuala, el disco duro online

CloudGestión empresarialSoftwareSoftware colaborativo

Descubre cómo almacenar y compartir tus archivos en la nube de una forma segura y económica

1- Organización inicial

Para empezar a usar Wuala, lo primero es darse de alta en su página web, lo que nos otorgará un gigabyte de almacenamiento gratuito, sin limitación alguna de tráfico ni tipo de archivo. A continuación, habremos de instalarnos la última versión de Java y el cliente de escritorio de Wuala.

Al iniciar la aplicación, veremos en el panel de la izquierda una lista de carpetas de diferentes colores que podremos modificar a nuestra conveniencia. Cada color indica el nivel de visibilidad de las carpetas, de modo que el amarillo indica que son privadas, el rojo que están siendo compartidas con amigos y el azul que son totalmente públicas.

Para cambiar estos permisos, habremos de pulsar el botón derecho sobre la carpeta y, en la carpeta Properties, pulsaremos Change para, por último, elegir la nueva visibilidad del fichero. Asimismo, para añadir o quitar archivos de nuestra cuenta podremos usar los típicos comandos de copiar, cortar y pegar, o incluso arrastrarlos con el ratón.

La parte social de Wuala también se hará presente durante nuestro primer contacto con el servicio, que nos invitará a compartir nuestros datos en las redes sociales. Asimismo, en la parte superior encontraremos las pestañas My Friends y My Groups, en los que añadiremos a nuestros amigos o nos sumaremos a los grupos que más nos interesen.

Asimismo, tendremos la opción de explorar las carpetas públicas de otros usuarios y compartirlas, así como ver las propiedades y estadísticas de los archivos, descargarlos o compartir con otros usuarios comentarios sobre ellos.

2- Enlaces y visibilidad

Wuala ofrece la posibilidad de compartir archivos a través de enlaces. Así, es posible crear un link a cualquier fichero para después compartirlo. En este sentido, el enlace podremos encontrarlo en las Properties del archivo o carpeta, pudiendo compartirlo en Facebook, Twitter o incluso por correo.

No obstante, es posible limitar el acceso a dicho enlace, basta con dirigirse sucesivamente a Properties y Change para establecer los contactos con los que deseamos compartir el link, acción que por otra parte nos limitará únicamente a personas que tengan una cuenta de usuario en Wuala.

Por otra parte, al instalar el cliente de escritorio del servicio se creará automáticamente en nuestro equipo una unidad de red, desde la que se podrá acceder a nuestros archivos y carpetas sin necesidad de acudir una y otra vez a la aplicación. Para ello, bastará con identificarse previamente en Wuala y mantenerlo minimizado.

Obviamente, con la aplicación minimizada se puede acceder fácilmente a los archivos pero se pierden funcionalidades sociales. Por ejemplo, no podremos variar la visibilidad de un archivo, enviar enlaces o ver comentarios, aunque sí veremos los archivos compartidos por otros grupos y usuarios.

3- Espacio de almacenamiento

Por otro lado, Wuala ofrece a sus usuarios la posibilidad de intercambiar espacio en el disco duro de nuestro equipo por espacio online. Para acceder a este novedoso servicio, será necesario que nuestro ordenador disfrute de una buena conexión a Internet y permanezca conectado al menos cuatro horas diarias.

Cumpliendo con estos requisitos, Wuala nos ofrecerá el espacio que nosotros le proporcionemos multiplicado por el porcentaje de tiempo diario que nuestro equipo esté conectado a la Red. Por tanto, si compartimos 200 gigabytes y permanecemos 12 horas al día conectados, recibiremos 100 gigas de espacio virtual.

Para comprar que cumplimos las exigencias necesarias para disfrutar de esta funcionalidad, habremos de acudir, sucesivamente, a los menús Tools, Options y Trade Storage. Una vez allí, Wuala calculará cuánto espacio de almacenamiento podemos conseguir en función de nuestra conexión a Internet.

Obviamente, habrá quienes no estén dispuestos a ceder espacio en su disco duro, y mucho menos de su ancho de banda, a cambio de más espacio en la Red. En ese caso, Wuala ofrece la posibilidad de comprar espacio en nuestro disco virtual a precios que van desde los 19 euros al año por 10 gigas, hasta los 99 euros por 100.

4- Seguridad

Huelga decir que los datos que circulan y se almacenan en Wuala siempre permanecen encriptados, por lo que sólo son accesibles desde nuestro equipo, siendo codificados y decodificados a través de la clave de usuario que escojamos.

Por otra parte, es posible que algunos de nuestros datos se encuentren en el equipo de una persona que ha decidido compartir espacio de su disco duro a cambio de más espacio en su disco virtual, pero dicha persona nunca podrá acceder a dichos datos al permanecer encriptados.

Por otra parte, conviene destacar que si se borran los datos que hay almacenados en nuestro servidor de Wuala, no los perderemos, ya que esta herramienta no realiza copias de seguridad, pero sí guarda la información fragmentada en distintos servidores y de forma redundante.

Gracias a estos sofisticados procedimientos de seguridad, si se pierden las partes que se encuentran en un determinado servidor, siempre se podrá completar el archivo. No obstante, hay que entender este servicio de almacenamiento como un lugar adecuado para guardar archivos de escasa importancia, como puedan ser las fotos, pero nunca un fichero para almacenar documentación confidencial o de índole económica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor