Así será el futuro, según Microsoft

EmpresasWorkspace

ITespresso visita en Estados Unidos el Hogar del Futuro de Microsoft, un recinto al que sólo los trabajadores de la firma pueden acceder.

Microsoft sabe cómo será nuestra vida en 2020. Los investigadores de la compañía intentan anticiparse al futuro tecnológicamente hablando. NetMediaEurope ha visitado la sede central de la compañía, en Redmond, Estados Unidos, (puede ver una galería fotográfica del campus aquí), y además de hablar con los responsables del desarrollo del nuevo Windows 8, los diseñadores de Metro -la interfaz de navegación de los nuevos Windows Phone- pudimos visitar el Centro de Innovación en el que se da un salto hacia adelante en el tiempo y se muestra cómo será el hogar, cómo será la tecnología, en el futuro.

Concretamente, el plazo que se marca Microsoft son los próximos “cinco o diez años”. En el edificio 35 del Campus de Redmond -donde la compañía tiene más de 80 centros de trabajo y en los que desarrollan su labor diaria más de 45.000 trabajadores- se encuentra “Future Home”, un espacio pensado para mostrar ‘en la realidad’ aplicaciones de la tecnología que están desarrollando ahora los investigadores de Microsoft. Cabe destacar que se trata de un recinto al que no pueden acceder las visitas, tan sólo los empleados de Microsoft.

“Así es como serán las cosas probablemente en los próximos cinco o diez años”, aseguran al entrar. Microsoft actualiza su “casa del futuro” cada dos años para adaptarla a los nuevos cambios tecnológicos. Imaginamos que si la hubiésemos visitado en 2001 hubiéramos visto algo parecido a tabletas en la casa, móviles con conexión a Internet… pero como no tuvimos la oportunidad no sabemos si Microsoft acertó con sus previsiones. Lo que sí sabemos es cómo Microsoft cree que será el futuro en el año 2020. Y piensa que será de ésta manera…

En la casa del futuro de Microsoft el teléfono móvil, el smartphone, tiene el control. Controlar cualquier parte de la casa es posible tan sólo tocando su pantalla táctil. Desde abrir o cerrar la puerta, ver quién está en la entrada y hacer que se reproduzca el sonido de unos perros ladrando si no nos inspira confianza y nos encontramos fuera del domicilio- hasta controlar la iluminación, la música, el ‘inventario’ de productos que hay en el frigorífico… Todo podrá controlarse desde el móvil.

Luego en cada una de las estancias del hogar del futuro de Microsoft hay prototipos tecnológicos que sin duda harían más fácil la vida de los residentes. Lo que la compañía muestra no es una ciencia exacta, podríamos no llegar a verlos nunca, pero tecnológicamente sería posible disfrutarlos.

En el hall de entrada, un escaner ocular podría identificar al miembro de la familia y acondicionar la casa según sus preferencias ya definidas en cuanto a iluminación, temperatura ambiente…

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor