Synology Drive, la solución de almacenamiento empresarial definitiva

¿Qué es un Brand Voice ?
CloudGestión CloudInnovación

Sin cuotas de suscripción, y sin importar el momento o el lugar, garantiza el acceso, la sincronización y el intercambio de cualquier archivo.

Las necesidades de los trabajadores evolucionan y las empresas tienen que cambiar con ellas. Toda organización que quiera mantenerse competitiva en el siglo XXI debe aprender a responder a ciertos desafíos como son la disponibilidad y el almacenamiento de archivos en múltiples ubicaciones. Esto es, desde los discos presentes en las computadoras de sobremesa y los portátiles de sus empleados, teniendo en cuenta que pueden usar distintos sistemas operativos, hasta los servidores internos de la compañía o una nube cargada de información móvil y web.

Aparejado al problema del almacenamiento está el dilema de elegir entre la nube pública y la nube privada: ¿cuál es la solución más adecuada a los requisitos de cada empresa?, ¿cómo hacer las migraciones? y ¿cómo combinar ambos entornos? Otro punto que muchas empresas se ven obligadas a resolver es cómo gestionar unidades personales y carpetas compartidas al mismo tiempo.

No todas las personas que forman parte de un equipo de trabajo se pueden dar cita día tras día en el mismo espacio físico para avanzar en sus proyectos. Es muy probable que los profesionales no tengan siempre a mano un ordenador en el que consultar información, ni que la inspiración les llegue el 100 % de las veces sentados en la mesa de su oficina.

Lo bueno es que los avances tecnológicos, la movilidad y los servicios de acceso remoto ofrecen soluciones a todas estas cuestiones y acaban transformando incluso las reglas de juego. La flexibilidad caracteriza a los espacios de trabajo actuales, que combinan diferentes tipos de dispositivos, que permiten acceder a los documentos que se necesitan justo cuando se necesitan y, además, desde cualquier rincón del mundo, y que facilitan la colaboración por encima de todo. Sin olvidarse de la seguridad y la correcta separación entre ámbito privado y profesional.

Para ayudar a las empresas en sus desafíos y que cualquiera de ellas sea capaz de ejercer un control total sobre sus datos, de intercambiar sobre la marcha los archivos que posee y de crear, copiar y mover documentos en tan solo unos pocos clics, Synology ha dado forma a Synology Drive.

Compatibilidad con Windows, macOS, Linux, Android, iOS…

Synology Drive es la solución total para el almacenamiento de archivos en la nube. Sin cuotas de suscripción, pagando una única vez por el hardware y sin importar el momento o el lugar, garantiza el acceso a todos los archivos, ya sean documentos, hojas de cálculo, fotografías, vídeos, diapositivas o piezas de audio, por más de una persona en simultáneo. Además, facilita los intercambios de información, muestra las actualizaciones y asegura la compatibilidad con navegadores y plataformas. Synology Drive soporta Windows, macOS, Linux, iOS y Android y diferentes servidores de Synology.

Los usuarios de Synology Drive se benefician de características como la edición simultánea, la facilidad de acceso o la ubicuidad. Cuentan con la posibilidad, por ejemplo, de asignar espacios y configurar carpetas de equipo o de tener los archivos a su disposición donde y cuando quieran. Su capacidad de almacenamiento varía en función del Synology NAS elegido y de las unidades de disco, llegando hasta los cientos de terabytes.

Con el objetivo de fomentar la colaboración, permite intercambiar opiniones dentro del propio documento vía chat. Otras de sus ventajas son el envío de notificaciones sobre información compartida, la visualización de aportaciones realizadas por otros compañeros para recuperar ideas o bloquear cambios y la automatización de la puesta en común entre oficinas. Para que el uso compartido sea seguro en el caso de los datos confidenciales, hay opciones como la protección por contraseña, el establecimiento de fechas de caducidad para los enlaces o el bloqueo de copias y descargas.

La sincronización de los archivos creados por uno mismo y por otros colegas es uno de los puntos fuertes de la propuesta de Synology. Todos los cambios que se van realizando quedan reflejados automáticamente para dar continuidad al trabajo que se realiza desde diferentes dispositivos y por parte de diferentes personas, si bien Synology Drive da la oportunidad de sincronizar a petición para ahorrar espacio y ancho de banda. Quien lo prefiera puede descartar cierto contenido o establecer límites de tamaño.

Además, al realizar copias de seguridad de carpetas que son importantes, ya sea en tiempo real o de manera programada, da margen de maniobra si se produce un borrado accidental o frente a la acción de los ciberdelincuentes. Y si alguien se arrepiente de los cambios aplicados a un proyecto, bastará con volver atrás pinchando en un botón. Las diferentes versiones se conservan para recuperaciones futuras.

Todo esto caracteriza a Synology Drive y se combina con la facilidad de gestión a través de funciones como la búsqueda de contenido y metadatos de archivos, aunque se haya olvidado el nombre, o la organización en base a etiquetas personalizadas. Y, como se puede acceder sin conexión a esta solución de almacenamiento, ninguna circunstancia adversa impedirá la consulta de documentos.