Buenas perspectivas para el comercio electrónico

Cloud

En el transcurso de un curso sobre comercio electrónico celebrado en Huelva se ha afirmado que el comercio electrónico se duplica cada año en nuestro país.

El comercio electrónico se consolida en España aumentando el número de usuarios, el cual se duplica cada año, constituyendo así una puesta de futuro, según afirmó el profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de Huelva Francisco José Martínez y director del curso Estrategias empresariales de comercio electrónico, que tiene como objetivo “dar a conocer a las empresas y a los investigadores de este campo las nuevas tendencias que existen sobre dirección estratégica para consolidar el comercio electrónico y evitar los desfases”.

Dentro de los cursos de verano que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) celebra en La Rábida (Huelva), el profesor Martínez afirmó que este curso pretende aportar una visión global del comercio electrónico, a través, no sólo de aspectos técnicos, sino también mediante aspectos jurídicos, logísticos y otras cuestiones como la situación de la empresa española en el comercio electrónico o la influencia de esta actividad empresarial en la sociedad de la información, entre otras.

El comercio electrónico como actividad empresarial en España cuenta con un retraso de dos o tres años con respecto a los países de Europa, según subrayó Francisco José Martínez, aunque mostró su confianza en el progreso de dicha actividad, ya que cada año son más los usuarios con los que cuenta esta operación empresarial, número que se verá ampliado cuando la sociedad “sea más consciente de las ventajas de este servicio y pierda la desconfianza”.

Para lograr ampliar el público objetivo del comercio electrónico se han creado los “códigos de conducta”, una serie de normas que las propias empresas se dictan a sí mismas para regular su funcionamiento (distribuir los productos a precio real o no quedarse con los datos personales del comprador para utilizarlos con otros fines, entre otras normas), lo cual, según destacó el profesor Martínez, contribuye a aumentar la confianza de los usuarios en potencia.

Según explicó, una de las ventajas fundamentales del comercio electrónico para el consumidor es que “aporta una mayor cantidad de información, resolviendo así algunas de las imperfecciones del mercado”, aunque es esta una cuestión que, según subrayó, “la empresa debe llevar a cabo ofreciendo un valor añadido a sus servicios con respecto a los que ofrece el mercado tradicional”. A su juicio, de otra forma “no será posible la permanencia de las empresas dedicadas al comercio electrónico”.

El director del curso Estrategias empresariales de comercio electrónico afirmó que “a pesar de las posibilidades de mejora que ofrece este servicio para el desarrollo de la actividad comercial, no constituye una alternativa que desbanque al comercio tradicional, sino que es un complemento para éste”, entre otros motivos, “debido a que las grandes entidades que están adoptando el comercio electrónico son las que ya forman parte del comercio tradicional”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor