Cámaras de circuito cerrado escondidas en muñecos Daruma

Empresas

Será que no nos gusta sentirnos vigilados, pero lo cierto es que cuando vemos una cámara de circuito cerrado no podemos evitar sentir cierto mal rollo. Los japoneses han solventado esto buscándole un nuevo soporte a las mismas más “amistoso” y entrañable, pero igual de rompedor de la privacidad. En concreto, una empresa nipona ha comenzado a poner cámaras ocultas en las tiendas dentro de los tradicionales Daruma, que son esos típicos muñecos de madera cabezones y bigotudos de forma redondeada y sin brazos ni piernas. El vídeo tras el salto.

Lo cierto es que a los nipones les parecerán muy simpáticas, pero a mi me el asunto da el mismo yuyu que si instalaran cámaras en las clásicas muñecas Mariquita Pérez. Lo bueno es que uno puede adquirir un muñeco que lleve “sorpresa” incorporada”.  El vídeo tras el salto. — Alberto Payo [Crunch Gear]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor