Canon vuelve a probar en el mercado de los LCDs

Workspace

A pesar de su fracaso inicial, Canon espera tener éxito en el mercado de
LCDs en su segundo intento.

La compañía se introdujo en este mercado en 1995 con una pantalla de

cristal líquido (LCD) ferroeléctrica. Ya que fue la única que respaldó

esta tecnología en aquellos tiempos, los costes de desarrollo fueron

altos, lo que llevó a que el precio de los productos también lo fuera.

Otras compañías rivales como Sharp cosecharon los beneficios colocando

todos sus esfuerzos en los LCDs basados en la tecnología dominante

conocida como film transistor.

“Se abandonó la producción

de los LCDs ferroeléctricos porque no se podía reducir sus costes”, ha

comentado Fujio Mitarai, CEO de Canon, que también ha afirmado que es

seguro que el segundo intento de la compañía tenga mejores resultados.

Las renovadas ambiciones de Canon en el mercado de las pantallas se han

afianzado sobre otra tecnología propietaria denominada SED

(surface-conduction electron-emitter display), que permite que las

pantallas sea aún más estrechas y consuman menos energía que las

pantallas TFTs.

Recordar que en 1999, Canon se unió a Toshiba

para desarrollar conjuntamente los paneles planos SED, que Canon está

actualmente incorporando en televisores.

Junto con Canon, otros

fabricantes informáticos como Dell y Hewlett-Packard también han

diversificado su negocio para entrar en el floreciente mercado de

televisores digitales. Según un reciente estudio llevado a cabo por la

firma de investigación de mercado In-Stat/MDR, la venta mundial de

televisores digitales alcanzará los 93 millones de unidades anuales en

2008.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor