CES 2007: R2-D2 que proyecta películas y no hologramas de princesas con ensaimadas

Empresas

starwars-thumb.jpg
En lo que podría parecer un paso más de la humanidad en la carrera para crear objetos de plástico con formas totalmente absurdas e ineficientes, alguien ha anunciado el gadget quasi-perfecto e imprescindible: un R2-D2 a escala 1:2 que aunque no es capaz de proyectar hologramas, sí proyecta vídeo digital en un rectángulo de 2 metros en diagonal, con 800 x 600 puntos de resolución, 1.000 lúmenes y un ratio de contraste de 500:1. Viene con todo lo que puedes imaginar: reproductor DVD, altavoces estéreo, conector especial para iPod, entradas de audio y vídeo, puerto USB y ranuras para tarjetas de memoria y planos secretos de estaciones de combate de tamaño planetario. Más detalles, después del «Continued…»

Por si fuera poco, y los fans de Star Wars que leen Itespresso no están salivando suficiente: puedes controlar su movimiento con el control remoto que, atención, tiene la forma del Halcón Milenario. Y de propina, tiene 12 sonidos directamente de la película, la cabeza rota como el de verdad y tiene detectores de seguridad para evitar que lo estrelles contra una pared o proyectar contra una pared que esté demasiado cercana.

Lo único malo, aparte de lo flojo de las características técnicas del proyector: que si intentas poner una película de La Guerra de las Galaxias en R2-D2 podrías crear una paradoja espacio-temporal que podría ocasionar una ruptura en el tejido dimensional. Eso y el precio, que no se conoce pero debe ser una cantidad absurda de créditos imperiales o una par de PlayStation 3.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor