Charlie y la fábrica de las manzanicas mordías

Empresas

Los productos Apple son temendamente populares. Algunos incluso revolucionarios.

Antes de ellos existían los ordenadores, los reproductores de MP3, los teléfonos móviles y los tablets, pero hasta que Jobs y sus muchachos no se pusieron manos a la obra estos dispositivos no pasaron a convertirse en objetos de culto y deseo masivo con nombres escuetos como MacBook, iPod, iPhone, iPad…

¿Qué pasaría si se hiciese un sorteo de una entrada dorada que permitiese visitar un día ese gran santuario secreto de producción de objetos de deseo como es la fábrica de Apple? Quizá así podríamos descubrir qué es lo que hace tan irresistibles a los productos que cada cierto tiempo, como ayer mismo, nos presenta Steve Jobs. Este vídeo nos enseña qué podríamos encontrar ahí. Y aún hay más.

¿Qué tiene una cámara un poquico mejor y no se cortan las llamadas?

Un iPhone5 de los que crecen en los árboles de la fábrica de Apple. ¿Qué vuela con grácil aleteo? Unos portátiles MacMásLigerosQueElAire. Pero la pregunta que todos se hacen, la gran duda que a todos correo, incluso al mismísimo Bill Gates (además de ¿por qué nadie quiere un Zune?) tiene que ver con lo que hace que todo el mundo quiera un producto Apple. Y la respuesta está en el interior de una gran estancia blanca… ─Antonio Rentero [College Humor]

Lea también :