Cheetah (guepardo): el nuevo robot con patas de DARPA corre que se las pela

Empresas

Mucho ojito con estos señores de DARPA, la Agencia de Desarrollo de Proyectos Avanzados de Defensa estaounidense. Inventaron Internet y sólo querían conectar entre sí media docena de ordenadores. Si ahora nos muestran un vídeo de un robot cuadrúpedo capaz de correr a casi 30 km/h es porque en cualquier momento veremos aparecer por la esquina un AT-AT  con la inscripción US ARMY.

Hasta ahora pensábamos en el uso de robots en combate como parte del argumento de una película de ciencia-ficción o como un tosco, lento y torpe prototipo. Pues va a ser que no.

Igual que hemos pasado del paradigma de zombie de los años 70/80, lento, balbuceante, con los brazos extendidos y del que podías huir paseando tranquilamente mientras no fueras un anciano artrítico al prototipo “28 días después”, que parece que sólo son muertos vivientes los antiguos campeones olímpicos de atletismo, la madre que los parió, cómo corren… pues con los robots hemos seguido un camino parecido.

Y Cheetah es el nombre en código del último intento de la tecnología punta militar estadounidense por dotar de movilidad mecanizada a sus tropas. El guepardo (cheetah en inglés) es el mamífero más veloz del mundo, capaz de alcanzar los 115 km/h en cortos tramos de hasta 400 metros en carrera, pudiendo pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 2 segundos.

Aquí tenéis el vídeo de Cheetah corriendo.

Con esa inspiración los mecánicos de DARPA se han puesto a apretar tornillos hasta conseguir un robot con sus cuatro paticas que como en la canción infantil comienza a correr primero al paso, luego al trote y finalmente al galope más desbocado llegando a las 18 millas/hora (29 km/h).

El programa que ha desarrollado este ingenio se denomina M3 (Máxima Movilidad y Manipulación) y ha conseguido superar ampliamente el anterior record de velocidad en carrera de un robot con patas que databa de 1989 y estaba fijado en 21 km/h.

Para ello se ha tomado como modelo la anatomía animal y su comportamiento en carrera, totalmente diferente al de los humanos, por lo que parece que “corre marcha atrás”, además de otorgarle ese particular movimiento ondulatorio de la “espalda” con que acompaña los pasos, al estilo precisamente del guepardo.

El prototipo actual corre sobre una cinta en laboratorio animado por una bomba hidráulica externa pero se espera que a finales de este año pueda desarrollarse una versión autónoma capaz de correr en espacio abierto. ─[DARPA]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor