Cocina portátil de camping Field Kitchen: todo menos el fregador en una maleta

Empresas

Ya tenemos aquí el verano.

Enseguida empezaremos a planear viajes, excursiones o simples escapadas domingueras. Pero ello no debe ser obligatoriamente sinónimo de comer de cualquier manera. Se puede disfrutar de todos los placeres inherentes a una buena cocina en cualquier lugar, aunque claro, necesitas unas instalaciones mínimas. El arcón que te presentamos hoy tiene todo lo que puedes echar de menos cuando te alejas de la cocina de casa… excepto el fregador y tal vez el frigorífico de dos puertas. Y aún hay más.

Field Kitchen es esa maleta con patas que oculta una cocina en su interior.

Es cierto que donde esté una excursión con la tartera de caracoles y la tortilla de patatas de tu madre y los filetes empanados que tan ricos te salen que se quite lo demás, pero cualquier plato recién cocinado, si lo haces a la sombra de los pinos (como cantaba María del Monte) o en una soleada playa… ahí sí que ganamos por goleada, vamos, un España-Malta.

Tienes una pequeña superficie de trabajo, hornillo, una pequeña nevera y espacio para guardar todos los utensilios. Eso sí, no te quedará otra que irte de camping cuando termines de pagarlo, porque Field Kitchen empieza con una versión básica por poco más de 400 € y según las opciones que le añadas puede subir hasta casi llegar a 1.000€.

Y todo eso sin incluir los ingredientes, que los bistecs de buey de Kobe los tienes que comprar tú aparte. Sí, to también pensaba que por ese precio ya vendrían dentro. ─[Field Kitchen via SwissMiss]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor