Como no tenía dinero para lienzos decidí meter mi PS3 en el microondas (Especial: me aburría con la consola)

Empresas

Dicen que a veces el arte es provocación, pero hay ciertos límites que no se pueden cruzar. Por ejemplo, meter una PlayStation 3 en el microondas no es provocación, es estar pidiendo que alguien te dé una paliza por ser tan imbécil. Este “artista” aficionado sometió a su pobre consola(o quizás a la de su hermano pequeño) a una prolongada sesión de calentamiento con diferentes fases. ¿Qué pasó? La plataforma de Sony resistió dos minutos y medio como una machota hasta que comenzó a derretirse e incendiarse. El mando de la consola tampoco se salvó de la “quema” y corrió la misma suerte en cuestión de segundos. El responsable del experimento le puso un poco de imaginación y algunos detalles (como ojos) al resultado tras finalizar. Alguien ya hizo algo parecido con una Xbox 360 hace tiempo, así que a comparar ambos vídeos se ha dicho tras el salto.

Si esto es arte mis lentejas pegadas y con sabor carbonizado son un maldito Picasso. — Alberto Payo [Joystiq]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor