Cómo sobrevivir dos meses dentro de un coche, sepultado en la nieve y sin comida

EmpresasInnovación

No vamos a hablar de McGyver pero casi. El protagonista de esta noticia fue rescatado el pasado viernes después de haber estado dentro de su coche desde Navidad, sepultado por la nieve sufriendo temperaturas de hasta 30º bajo cero y sin comida. Una odisea a medio camino entre “Buried” y “127 horas” que a buen seguro terminará en los cines como película no apta para claustrofóbicos.

Cerca de la ciudad sueca de Umea es donde ha pasado este hombre de 45 años los dos peores meses de su vida.

Desde el 19 de diciembre en que fue sorprendido por una fuerte nevada el coche quedó literalmente enterrado bajo la nieve sin que su ocupante pudiese salir del vehículo. Convertido casi en un Capitán América lo sorprendente es que haya podido estar tanto tiempo sin probar bocado, de hecho cuando le sacaron del automóvil apenas podía articular palabra pero no se teme por su vida.

Hay casos documentados de presos que mantienen una huelga de hambre y que al cabo de más de 60 días sufren pérdidas parciales de audición y visión así como trastornos mentales, pero parece ser que no es el caso. Al parecer el hecho de haber experimentado temperaturas tan bajas habría ayudado a la ralentización del organismo, el corazón late a menor velocidad y se necesita menos oxígeno mientras el cuerpo trata de mantener la temperatura de los órganos más importantes: corazón y pulmones.

Pese a haber sufrido una hipotermia que le dejó una temperatura corporal de tan solo 13º un niño sueco fue capaz de recuperarse totalmente aunque en su caso la gélida experiencia fue de horas, no de un par de meses. Dentro del coche estaba parcialmente aislado de la temperatura exterior y disponía de ropa de abrigo, guantes y un saco de dormir en el que refugiarse. Aun así su temperatura corporal descendió a 31º.

En este proceso el cuerpo ralentiza el metabolismo y por tanto también se reducen sus necesidades energéticas, por eso ha podido pasar tanto tiempo sin ingerir alimentos. Según los médicos ha pasado por una especie de hibernación tal y como hacen algunas especies animales.

Afortunadamente ha permanecido en el umbral a partir del cual si su temperatura hubiese descendido algo más habría comenzado a producirse daños en el organismo, como la falta de oxígeno al cerebro. ─[MSNBC]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor