Cómo trabaja la Red

Empresas

No permitáis que os confunda la terminología que rodea a Internet. Los
principios básicos del entramado tecnológico son más simples de lo que
parece.

La gente siempre está hablando sobre Internet pero, piensa un momento,

¿qué es exactamente y cómo funciona? Simplificando un poco las cosas,

diremos que Internet es sólo la parte de la red de redes que podemos

ver; las páginas web en sí con toda su riqueza gráfica. Sin embargo

Internet es mucho más que eso, es un impresionante conjunto de redes que

trabajan juntas. Desde el punto de vista técnico, diremos que se trata

de millones de ordenadores, a lo largo de todo el mundo, unidos entre

ellos por un complejo entramado de cables y enrutadores. Cada uno de

estos ordenadores, también conocidos como servidores, prestan

alojamiento a algunos miles de millones de páginas web que conforman la World Wide Web, y una página es tan sólo una pequeña parte de ella.

Llevemos las cosas un poco más allá. Toda conexión entre un ordenador e

Internet es posible gracias a que uno de estos servidores nos envía la

información. Y todos los documentos en todos los servidores están en el

mismo formato, HTML (Hyper Text Markup Language), lenguaje común

entendido por todos los ordenadores.

El orden para la

interpretación correcta de todo esto es el siguiente, el ordenador

cliente (el que recibe las páginas) necesita un programa para

transformar el código HTML en páginas visibles por el usuario. Este

programa no es otro que el navegador que utilizamos para ver nuestra

propia página. Los más utilizados son Explorer o Netscape, aunque hay

otros muchos como Mosaico u Opera. Lo que tienen todos ellos en común es

su capacidad para mostrar todas las páginas web, todas aquellas que han

sido creadas en HTML lógicamente. Pero encontrar la página es sólo una

parte, también es importante que la respuesta de esa web sea rápida.

Esto es debido a un sistema de direcciones que identifica cada servidor

con una dirección web única, lo que se conoce como dominio. Esta es la

dirección que nosotros le damos a nuestro navegador si queremos

visualizar una página web concreta. Por ejemplo, si queremos ver las

últimas noticias de la edición del periódico digital El mundo,

teclearemos en la línea de direcciones http://www.elmundo.es

. La petición se direcciona a un ordenador central. Este la redirige al

servidor correcto, llamado como el periódico, el cual envía la página

solicitada a nuestro navegador.

Esto, que parece un proceso muy

sencillo, es en realidad un poco más complicado. Existen numerosos

protocolos, como IP, TCP y HTTP para asegurar que los datos son

transmitidos ordenadamente a través de Internet.

Pero WWW y

FTP son sólo una pequeña parte de Internet y no hay que dejar el lado el

correo electrónico, que ha sufrido un auge espectacular en pocos años.

El correo trabaja de manera ligeramente distinta. Aquí, en lugar de

realizar una llamada a un servidor público, la información es enviada a

nuestro servidor de correo con una dirección final. El servidor será el

encargado de enviar a esta dirección el mensaje. Cada dirección de

correo es única y consta de un nombre de usuarioel carácter @ y a continuación el nombre del servidor. Por ejemplo:

Luis@servidor.es.

Glosario de términos:

Cliente y servidor: Política en la que se fundamenta el

funcionamiento de Internet. Aquellos que realizan las peticiones de

información son los clientes, mientras que los ordenadores que ofrecen

ese servicio, son los servidores.

Dominio: El nombre o

dirección por el que un servidor de Internet puede ser identificado de

manera inequívoca. Una dirección de un servidor suele constar de www seguido de un nombre único y el identificador del pais, por ejemplo: www.nombre.es. Cuando las páginas son solicitadas, el nombre del dominio

debe ir precedido de las letras http://, abreviatura de otro

protocolo de transferencia de archivos.

FTP: Abreviatura

de File Transfer Protocol, el sistema para transferir archivos de

un ordenador a otro a través de Internet.

HTML:

Siglas de Hipertext Markup Language. HTML describe los documentos

y elementos que conforman una página web. Existen elementos de texto,

imágenes que hay que mostrar con una serie de características y

posición, además de los elementos interactivos. El navegador de Internet

interpreta los archivos HTML y se los muestra al usuario.

WWW:

Siglas de World Wide web, la parte más popular y de mayor volumen de Internet

constituida por las páginas web.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor