Nueva tecnología de impresión fotográfica para atrapar el alma de tus seres queridos en carbonita

Empresas

¿Cansado de las fotografías bidimensionales de toda la vida? ¿Con ganas de palpar los granos, protuberancias y furúnculos de una cara inmortalizada? Abre bien las orejas, entonces para dar la bienvenida al nuevo Shapeways Photoshaper, una tecnología que cualquiera que disponga de una cámara digital y una conexión a Internet puede utilizar. El servicio simplemente toma cualquier imagen digital que le hagas llegar y usa su herramienta online para crear un réplica tridimensional (y ciertamente bastante fantasmal) en una placa. Más tras el salto.

Para este proceso la aplicación comienza analizando la fotografía, que convierte en blanco y negro, y después usa la imagen resultante para generar las diferentes capas con volumen. Así los tonos más oscuros corresponden a las partes más gruesas de la placa y los más claros a las que son más finas.

Tras esto, la placa se “pule” con la instantánea mediante una impresora 3D, que dosifica varias capas de resina (como si se tratara de una clásica impresora de inyección de tinta), las cuales se solidifican instantáneamente. Como veis, el resultado final es bastante extraño, a medio camino entre un negativo de la imagen original, una cara de Bélmez y una obra de arte creada por Jabba el Hutt. Sin embargo, cuando la placa se pone a la luz, la fotografía original vuelve a aparecer por arte de magia. Impresionante.

— Alberto Payo [Shapeways]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor