Conduce tu propio R2-D2 desde dentro sin tener que reducir tu propio tamaño

EmpresasInnovación

La fundación Pide un Deseo se dedica a hacer realidad los sueños de los niños con unas condiciones de salud ciertamente precarias debido a las enfermedades que padecen pero quizá el que se ha cumplido en esta ocasión nos va a dar envidia a más de uno. Por que ¿quién no ha querido alguna vez manejar al legendario R2-D2 desde dentro? Nada de modelos de tamaño reducido (o incluso a tamaño real) manejados desde fuera por radiocontrol. Hablamos de meterte dentro del insolente cabezudo y  dirigirlo a placer como podréis ver en el vídeo que os ofrecemos a continuación.

Matthew Gremmer es un niño de 7 años que sufre leucemia linfoblástica a quien recientemente se le ha podido ver con una sonrisa de oreja a oreja a pesar de su enfermedad.

Con tamaño suficiente como para caber dentro cómodamente un R2-D2 de buen tamaño se ha puesto a su disposición para que lo maneje a su antojo. A medio camino entre el coche de choque y Mazinger Z esta versión del droide astromecánico ha hecho las delicias del pequeño… y de todos los que han sido testigos de este divertido y emocionante paseo que podéis ver en este vídeo.

Se controla fácilmente mediante un único joystick con botones de parada y puesta en marcha y por si la cosa se sale de madre (ya conocéis al obstinado Arturito) en la espalda hay un botón de parada de emergencia.

Ahora todos nos preguntamos ¿para cuándo uno de nuestro tamaño? (y que corra un poquico más). ─[Little Mountain Productions]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor