Convirtiendo la Luna en una bola de discoteca generadora de energía

Empresas

Los 80 han tenido múltiples resurgimientos gracias a la memoria colectiva, y aunque otras décadas musicales también fueron importantes, siempre han ganado, hasta hoy. Ahora los 70 vuelven con una obra faraónica, convertir la Luna en una bola de espejos gigante capaz de hacer que hasta Galactus se pase a la música disco.

Vale, puede que la verdadera razón de esta peculiar obra no sea para homenajear a John Travolta, en sí se supone que sería una manera de ofrecer energía alternativa gracias a la energía solar.

El concepto se llama Luna Ring y es idea de la compañía Shimizu Corporation, que planea de esta manera construir una banda de paneles solares de casi 11.000 kilómetros a lo largo de la cara visible de la Luna.

Mediría 400 kilómetros de ancho y mandaría los 13.000 teravatios de energía a la Tierra gacias al uso de lásers o microondas a través de antenas de casi 19 kilómetros de ancho.

Vamos, una construcción de proporciones más allá de lo épico y con lo que buscarían generar energía evitando los problemas de la energía nuclear y alejando lo más posible de la Tierra los posibles riesgos para evitar cosas como lo sucedido en Fukushima.

Pero no sólo está el inconveniente de la obra, sino también quienes serán los encargados de vigilarla y mantenerla cuando esté en funcionamiento. No sé por qué, pero la idea de clones con un contrato de 3 años no me parece mal, deberían hacer una peli… ah no, que ya la estrenaron hacen 2 años… [Daily Mail]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor