"Cuando el destino nos alcance" ya está aquí [Veredicto: gelatina marca Soylent Green, hecha con auténticos seres humanos]

Empresas

Al pobre Charlton Heston en los 70 le tocaban todos los marrones.

Era el último hombre vivo en un mundo dominado por los zombis, se llevaba el disgusto de descubrir que el planeta lleno de simios era en realidad su hogar siglos después de la devastación nuclear y por si fuera poco tenía que comer galletitas hechas con fiambres.

Pero no nos referimos a morcón, fuet, chiquillo, panceta, embutígado, salchichón o chorizo, no… galletitas procesadas a partir de seres humanos que habían pasado a mejor vida. Era el argumento de “Soylent Green“, estrenada en España con el título “Cuando el destino nos alcance“. Algunos científicos habrían realizado investigaciones sobre la gelatina realizada a partir de restos humanos para evitar el contagio de infecciones derivadas de los animales con los que se produce este producto ya de por sí un tanto peculiar. Y aún hay más.

No solo enfermedades como la de las vacas locas pueden pasar al ser humano a partir de comer determinadas partes animales.

Algunas infecciones pueden saltar la cadena trófica y llegar al hombre a través de los alimentos y sustancias como la gelatina, realizada a partir de colágeno obtenido de tejidos animales.

Una posible solución sería crear un derivado genético humano mezclado con levadura, pero el aprovechamiento del ser humano está un paso más cerca de continuar tras nuestra muerte si los más pesimistas recuerdan lo que descubría Charlton Heston en la fábrica de Soylent Green. ─[EurekalertPopSci / Imagen: Steven Depolo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor