31 de marzo de 2011

Pon una cámara en (cualquier sitio de) tu vida con Dropcam Wireless Webcam

Un enchufe es todo lo que necesitas. Allí donde tengas dos agujeritos que te proporcionan energía puedes situar la cámara inalámbrica Dropcam que ya ella solica se encarga de captar las imágenes y enviártelas para que controles quién accede a tu vivienda cuando tú no estás, a qué juegan tus gatos en tu ausencia o qué pez chico se está comiendo a los grandes en tu pecera. Y aún hay más.

Híbrido triplemente friki: Bob Esponja Terminator hecho con LEGO

Dibujos animados, juegos de piecezicas de colores y malvados cyborgs asesinos.

Una mezcla contra natura pero que algún alma atormentada ha logrado sacar al exterior para asombro de propios y extraños. Quizá nada recomendable para los más pequeños de la casa, de hecho si tenemos uno de estos en casa seguro que lo colocaremos bien lejos del alcance de las manos de cualquier infante. Es el LegoTerminatorBobEsponja. Y aún hay más.

Tu tele 2D puede convertirse en tridimensional

Este señor de la foto y la caja que sostiene en sus manos son capaces de transformar tu televisor tradicional (bueno, tradicional… si es un LCD la tradición son cuatro días) en uno tridimensional.

A ver, que el aparato en sí claro que tiene tres dimensiones, por muy delgadas que hagan las nuevas pantallas siguen teniendo algo de grosor. Las 3D las apreciarías en las imágenes que aparezcan en la pantalla gracias al aparato que sostiene en la mano. Y aún hay más.

Por qué donde los hombres ven 7 colores las mujeres ven 29

Los hombres somos simples, es así de sencillo.

Somos capaces de distinguir visualmente la misma gama de colores que una mujer, otra cosa diferente es que le pongamos tantos nombres diferentes a sutiles variaciones de tono. Teniendo en cuenta además que no queda muy masculino hablar de plantas o alimentos delicados. Nosotros en todo caso hablaríamos de rojo carne sanguinolenta o gris ceniza de los restos de mis enemigos. Y aún hay más.

Ballesta-machete, no sé si mata pero acojona [Veredicto: arma definitiva contra zombis recalcitrantes]

Qué peligrosa es la conjunción de aburrimiento, habilidad y gusto por las armas.

Eso sí, cuando aunas el concepto ballesta con el concepto machete sólo cabe una posición: estar detrás del arma resultante. Lo mejor es que funciona, como puedes ver en el vídeo tras el salto, con lo que tal vez sea buena idea tomar nota por si un día nos despertamos con los zombis desmandados. Y aún hay más.