Democratic Chess o cómo añadir a tus piezas una webcam para que piensen solitas

Empresas

Tengo que reconocerlo, soy bastante aficionado al ajedrez. Observación, análisis, anticipación y ejecución, todo decidido por uno mismo tras un rato dándole al coco. Ahora, para algunos diseñadores como Michael Marcovidi esto supone un modelo autoritario inadmisible. De hecho las piezas, que están en el propio campo de batalla, también deberían tener voz y voto. Por eso está desarrollando el ajedrez democrático, donde cada una de las 16 figuras de tu equipo dispone de una webcam conectada a una red inalámbrica para poder establecer la comunicación entre ellas mismas y el humano que juega la partida. Más tras el salto.

En principio las piezas son capaces de “escucharse” y “hablarse” unas a otras para establecer la siguiente jugada. El humano también puede ser partícipe de este debate y sería el responsable de tomar la decisión final. En definitiva, que como el debate entre los diferentes estamentos piecísticos se parezca al del Congreso, cada movimiento puede requerir horas para efectuarse. En cualquier caso, para los aficionados al populismo el juego podría estar disponible el próximo mes. Respecto al precio no tengo ni idea del mismo, pero no creo que un juego con 32 receptores WiFi con webcam salga nada barato. —Alberto Payo [Democratic Chess]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor