El árbol genealógico de la familia joystick

Empresas

Múltiples formas, tamaños y funciones.

Con cable, sin cable, con botones, sin botones, parecidos a algo, sin parecido a nada conocido. La larga historia de los mandos para controlar los videojuegos puede seguirse como si se tratase de una numerosa familia con ramificaciones colaterales, abuelos, nietos, primos más o menos lejanos y hasta algún bastardo. Y aún hay más.

Casi un centenar de mandos integran este cuadro que nos narra la evolución en el manejo de videojuegos desde los prehistóricos tiempos en que se controlaba una bolica gorda que iba de un lado a otro de una pantalla de televisión.

Hasta llegar a los sistemas actuales en que ni siquiera hay mando y una cámara registra los movimientos del jugador transformándolos en coordenadas con las que replicar sus gestos e interactuar con lo que aparece en pantalla, décadas de evolución tecnológica desde el Magnavox Odisey del año 1972 hasta ahora, casi cuarenta años y lo que queda por venir.

Si te gusta este árbol genealógico consolero puedes descargar aquí una versión a mayor tamaño y así te imprimes un poster nostálgico de tantas cosas que pasaron por tus manos en tus años mozos proporcionándote grandes tardes de diversión. ─Antonio Rentero [Popchartlab]

Lea también :