El auge de las redes sociales

Cloud

Buscar nuevos amigos, estar en contacto con familiares lejanos o incluso cambiar de trabajo son algunas de las motivaciones que llevan a millones de internautas cada día a subir su perfil a Internet.

Todo el mundo habla de la Web 2.0, aunque pocos saben exactamente a qué se refiere este término últimamente tan en boga y que hace referencia precisamente al nuevo concepto de Internet, el que hacen los propios usuarios colaborando, participando, interactuando con la web.

En este contexto, quizá el máximo exponente de la ‘segunda revolución de Internet’ sean las redes sociales, unas aplicaciones que en cuestión de unos meses han adquirido tanta popularidad como los programas de mensajería instantánea tipo Messenger pero que ofrecen más posibilidades y servicios, lo que atrae a los usuarios, sobre todo a los más jóvenes.

Hay diversos tipos: personales -para buscar amigos o para estar en contacto con los que ya tenemos- profesionales -en las que se suele introducir el currículum y las pretensiones de cambio laboral que podamos tener- e incluso temáticas -especializadas para fans de música, deportivos-, al gusto del internauta. Pero todas ellas funcionan de una misma manera: hay que darse de alta y rellenar unos datos básicos que constituirán nuestro perfil.

El perfil será una página web a la que tendrán acceso el resto de usuarios de la Red -si se quiere, generalmente también se puede constituir una URL pública para que pueda ver la página cualquier internauta- en la que se detallarán nuestros datos, nuestros intereses… Suelen incluir fotografía (básico si queremos que otros usuarios contacten con nosotros) y, cuanta mayor información, mejor.

En el caso de las redes profesionales, los usuarios utilizan la red para buscar colegas con intereses afines que les puedan servir en su tarea diaria. Es una herramienta muy utilizada para encontrar, por ejemplo, trabajadores freelance que en un momento dado una empresa pueda necesitar e incluso también, a través de ellas, los departamentos de recursos humans de grandes empresas realizan ‘headhunting’ o caza de nuevos talentos.

En España las más populares en este sentido son Xing (antes llamada Neurona) y Viadeo. En algunos casos, incluso organizan encuentros para que los profesionales se conozcan, realicen intercambio de ‘tarjetas de visita’ y de opiniones y puedan llegar incluso a acuerdos de colaboración.

Pero donde las redes sociales alcanzan su mayor extensión es en el ámbito personal. En ellas se puede buscar a antiguos compañeros de trabajo o de universidad, estar en contacto con los amigos que ya tenemos e incluso hacer nuevos contactos en cualquier parte del mundo.

Las más populares son Hi5 o Facebook, dos redes que además de permitir ese contacto diario incorporan numerosas aplicaciones y juegos que hacen que los internautas puedan pasarse horas y horas conectados a ellas.

En Facebook, por ejemplo, se pueden “comprar y vender amigos”, asociarse a club de fans, enviar regalos virtuales, pasar horas jugando a juegos de mesa con otros usuarios e incluso encontrar pareja. Todo es posible en el nuevo universo virtual que constituyen las redes sociales y del que los jóvenes de 14 a 34 años han hecho su particular terreno social.

Otra de las más extendidas es MySpace. Entendida en un principio como una red social para amantes de la música, en la que son muchos los grupos aficionados que han colgado sus videos y maquetas, se ha convertido en una red utilizada por todo tipo de usuarios, siendo la más usada en Estados Unidos con diferencia sobre las otras.

En España, por ejemplo, su popularidad es tal que ha dado a conocer a ‘fenómenos’ musicales como el Koala el verano pasado o incluso este año al famoso Rodolfo Chikilicuatre que llegó a Eurovisión aupado por una campaña llevada a cabo entre sus fans en la red, gracias al acuerdo que se estableció entre MySpace y TVE para sacar de entre sus usuarios al candidato para el Festival Europeo de la Canción.

Aunque MySpace, Facebook o Bebo son las más conocidas, algunas están más implantadas que otras dependiendo de la parte del globo en la que nos encontremos. Así, dependiendo de la zona en la que viven los antiguos amigos que queremos encontrar, o dónde queremos hacer nuevos, o hacia dónde queremos orientar nuestro futuro, deberíamos abrirnos un perfil en una red u otra.

A pesar de lo que podamos pensar, en Europa Facebook es tan sólo la cuarta red social en cuanto a número de usuarios, siendo superada por Bebo, MySpace y Skyblog en número de horas que pasan los internautas en ella, según un informe de Le Monde.

Sí que sorprende que Facebook sea por el contrario la red más utilizada en África. En Norteamérica ocupa la segunda posición (es líder absoluto en Canadá) pero por detrás de MySpace. En cuanto a América Latina, el indiscutible lugar de reunión social de los internautas es Orkut, de la misma manera que en Asia lo es Friendster.

Por países, MySpace “controla” Estados Unidos, Italia y Australia, mientras que Facebook hace lo propio en Canadá, Reino Unido y Noruega. En Rusia triunfa Live Journal, mientras que en la India y Brasil lo hace Orkut.

En España, MySpace y Facebook se disputan el trono en cuanto a redes personales se refiere.

Pero el creciente número de usuarios de las redes sociales y la rapidez en la que en ellas se pueden propagar mensajes entre los internautas no han pasado desapercibidas tampoco para los ‘amigos de lo ajeno’, es decir, en el universo online, los hackers.

Los piratas informáticos se están aprovechando de estas redes para desarrollar aplicaciones y gusanos que roben las contraseñas de los usuarios y que, en un futuro, podrían incluso apropiarse de otros bienes o incluso convertir el ordenador en una estación ‘zombie’ que generase spam, por ejemplo, al resto de usuarios.

Según anunciaba PandaLabs, en los últimos días han sido los usuarios de Facebook y MySpace los que se han visto afectados por el ataque de uno de estos gusanos, que se camuflaba bajo la apariencia de un mensaje de video enviado por un amigo para despistar al usuario y hacerle caer en su trampa. Al parecer, 180.000 usuarios podrían haberse visto infectados en todo el mundo.

Pero las distintas redes ya están sobre alerta y trabajan para evitar cualquier tipo de agujero que permita a los hackers extender sus dominios entre sus usuarios. Prueba del compromiso, es que la mayoría de ellas asistirán este año por primera vez a la Conferencia Internacional de Seguridad DEFCON que se celebrará en Las Vegas.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor