El experimento del robot necesitado nos devuelve la fe en la Humanidad (Especial Amélie en el mundo real)

Empresas

La estudiante de arte Kacie Kinzer, aka Amélie tecnológica, ha creado los tweenbots, unos robots que no sólo no hacen las tareas más duras, sino que necesitan que les echemos una mano. Kinzer ha realizado un experimento en el parque Washington Square de Nueva York: soltaba su Tweenbot en un extremo del parque, con un cartel en el que pedía ayuda para llegar al otro extremo. El robot sólo es capaz de avanzar en una dirección, así que sin la amabilidad de los extraños no podría alcanzar su objetivo. Pues bien, en lugar de romperlo, pintarrajearlo o robarlo, los neoyorquinos ayudaron espontáneamente al Tweenbot hasta que alcanzó su destino. ¿Urbanitas desalmados? Otro mito que se derrumba, como el de la motocross poco ecológica. El vídeo de Tweenbot, después del salto.

— Rafa M. Claudín [Tweenbots]

Autor: rmcdf