El fracaso de la candidatura ITER

Empresas

Los planes para introducir a España en la Europa tecnológica han
fracasado una vez más, esta vez con el beneplácito de la Unión Europea.

Francia, país tecnológicamente avanzado y centro de investigación

europeo importante, además de uno de los principales motores de la Unión

Europea, ha sido el elegido para optar en nombre de los Quince a la

construcción del ITER.

La noticia supone un fuerte varapalo

para las aspiraciones del Gobierno en cuanto a estrategia tecnológica.

Sobre todo porque ha abandonado y ha votado a favor del proyecto francés

en los últimos momentos. Un hecho que no obedece a ninguna lógica

confesable. Al mismo tiempo constata la existencia de una UE

desinteresada por su marcha global, y más preocupada por los arreglos de cuentas internos.

La noticia para los que desean

una España más científica es un auténtico jarro de agua fría. Sin

embargo, España celebra la adjudicación de la sede de la Copa América a

Valencia. La alternativa a una España cualificada es la de un país de

centros comerciales y lugares de entretenimiento para la Europa del

ITER. Esperemos que le vaya bien al resto de Europa, ya que de lo que

gasten en sus vacaciones seguirá dependiendo España.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor