El lanzamiento del iPhone 4S en China, convertido en batalla campal

EmpresasMovilidad

Grandes multitudes, lanzamientos de huevos, peleas y antidisturbios caracterizaron el estreno de la quinta encarnación del teléfono de la manzana en las Apple Stores de Pekín.

Ayer era el gran día para Apple, que comenzaba a vender su iPhone 4S en China tras firmar un acuerdo de distribución con China Mobie. El lanzamiento del teléfono estaba previsto en la tienda insignia de la firma en Beijing, en el barrio de Sanlitun, a primera hora de la mañana. Muchos clientes habían llegado de todas partes del país y se concentraban en la entrada incluso desde hacía días, soportando las bajas temperaturas.

Sin embargo, a eso de las 7,15 uno de los dependientes del local apareció y comunicó a través de un megáfono que el terminal no se vendería ese día, sin proporcionar ninguna explicación más.

Después de saberse que el teléfono no se vendería se desató el pánico. Los clientes insultaron a los empleados y profirieron gritos como “¡Apple, fuera del  mercado de China Mobile!” o “¡Mentirosos!” .Algunos incluso comenzaron a tirar huevos, según recoge MIC Gagdet. En ese momento, un agente de seguridad intentó impedir que siguieran lanzándolos y varias personas comenzaron a propinarle una paliza.

La situación llegó a ser tan tensa que incluso tuvieron que intervenir los antidisturbios chinos. Pero esto no sirvió para calmar los ánimos de algunos de los que estaban esperando la cola. Entre ellos, prácticamente la mayoría eran revendedores, que esperaban comprar unidades del iPhone 4S a granel para venderlas a un precio más caro. En lugar de apaciguarse ante las fuerzas de seguridad, decidieron organizarse en grupos de 30 a 50 para intentar acceder al recinto. Tras algunos arrestos, la multitud se disolvío aunque a mediodía todavía quedaban dos docenas de policías y vigilantes acordonando el recinto.

Una portavoz de Apple, Carolyn Wu, explicó después qué había ocurrido: “Desafortunadamente no hemos podido abrir nuestra tienda en Salnlitun debido a la gran multitud y para garantizar la seguridad de nuestros clientes y empleados. Los iPhones no estarán disponibles en nuestros locales de Pekín y Shangai por el momento”

Tras los incidentes registrados ( durante la introducción del iPad 2 en el país también hubo peleas y casos de violencia), Apple ha decidido abortar el lanzamiento de su teléfono en los retailers hasta nueva orden. La compañía de Cupertino continuará comercializando su smartphone a través de  su página web y mediante China Unicom.

Según informa RTVE, los establecimientos de la firma en China han colgado carteles de “no hay iPhone 4S” y algunas de las tiendas no han podido abrir, por lo que la compañía “ha roto muchos corazones de chinos”, según ha comentado alguno de los afectados. En el país, Apple cuenta con cinco Apple Stores, dos en Pekín y tres en Shanghai.

Los productos de Apple han causado un auténtico furor en el país asiático. Pese a ser artículos que están fuera del bolsillo de la mayoría de ciudadanos chinos, la firma ha registrado buenos números de ventas en el territorio, comercializando más de 5,4 millones de iPhones en los nueve primeros meses de 2011. El mercado negro que se mueve alrededor de la enseña de la manzana es impresionante, con multitud de gagdets que imitan el diseño y las aplicaciones de iPhone e iPad y accesorios no autorizados.

 

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor