El mundo está en llamas y ahora puedes tenerlo en tu jardín y hacer una barbacoa con él

Empresas

Ahora vas a saber lo que es sentirse como el más malo de los malos de las pelis de James Bond. ¿Tener el mundo en tus manos? Eso es de principiantes. Los malos de verdad lo que quieren es pegarle fuego al mundo. Y tú sabrás lo que es esa sensación con Third Rock Fire Pit, la Hoguera Tercer Guijarro, que hace referencia a la posición de la Tierra en el Sistema Solar y que no es más que una esfera terrestre en el que a través de la silueta de los continentes sale el fuego que arde en su interior.

Si recuerdas las clases de Ciencias Naturales, en el interior de nuestro planeta late un núcleo ardiente. Lo que nunca sospechaste es que ese fuego pudiera llegar a salir en forma de llamas a través de los territorios emergidos de los océanos.

Es lo que sucede en esta estufa realizada artesanalmente a mano y que recrea nuestro pequeño planeta con la peculiaridad de que en su interior puedes colocar carbón o leña, prenderle fuego y calentarte o simplemente quedarte embobado mirando las llamas, algo que sin duda es un vestigio primigenio del primer hombre que consiguió hacer fuego y quedó maravillado con esas lenguas naranjas que oscilan en la oscuridad.

El autor es Rick Wittrig y cada una de estas estufas se realiza bajo pedido añadiendo una placa con su numeración identificativa dentro de la serie limitada. En el interior está acabado con pintura termoresistente y en el exterior con óxido ferroso para otorgarle ese aspecto “enrobinao” tan rústico y molón que además no necesita mantenimiento.

La hooguera Tercer Guijarro pesa unos 140 kilos y cuesta algo más de 1.000€ pero ¡es el precio por ver arder el mundo! ¿Nerón? Aficionado, él tuvo que conformarse con Roma. ─[Fire Pit Art]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor