El negocio de dispositivos GPS de Garmin se tambalea

Empresas

La división de automoción de la firma descendió un 19% en el último año, lastrando el crecimiento de la compañía.

Garmin acaba de presentar sus resultados para el segundo trimestre de 2011, y la conclusión es clara: la penetración cada vez mayor de los smartphones, que incluyen GPS, en el mercado, unida a la situación de crisis financiera, no les está poniendo las cosas fáciles. Así, su división de negocio más importante, la de automoción, ha caído un 19% con respecto al mismo periodo de 2010, quedándose en una facturación de 363 millones de dólares.

Esta fuerte caída en la división de automoción de Garmin no ha podido ser salvada por el crecimiento registrado en el resto de sus divisiones, y ha hecho que la cifra total de facturación durante este segundo trimestre haya sido de 674 millones de dólares, un 8% menos que entre abril y junio del año pasado.

El resto de las divisiones de Garmin ha crecido, destacando la de fitness, donde se registró una subida del 25% hasta los 78 millones, y la de aviación, que creció un 13%, alcanzando los 73 millones. No obstante, estas divisiones suponen una parte muy pequeña del negocio global de Garmin, basado en el sector de la automoción, de ahí que no consigan neutralizar la bajada sufrida en este ámbito.

Las cifras no sorprenden a nadie, y menos aún a Garmin, que ya hace unos meses compró Navigon, una firma especialista en la integración de GPS en los coches, consciente de que la venta de dispositivos móviles de navegación es cada vez menor por la competencia de los smartphones y de los sistemas integrados. Habrá que esperar unos meses para ver si esta estrategia de convertirse en proveedor de fabricantes de automóviles para los GPS integrados funciona.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor