El número de niños con móvil ya supera el millón

Empresas

El último estudio realizado por la Comisión europea analiza el consumo del móvil e Internet por parte de los niños. El uso ocioso supera al educativo, con diferencias entre los chicos y chicas.

Un Estudio llevado a cabo por la Comisión Europea entre 27 países de la Unión Europa más Suecia y Finlandia ha revelado que los usos del móvil entre los niños de cada país son muy parecidos entre sí. La variación se produce entre diferentes edades y sexo. Todos utilizan Internet para hacer los deberes, pero sobre todo para fines ociosos: jugar online y navegar por la red.

Las chicas utilizan el ordenador para más usos que los chicos: además de jugar, navegan, se informan, escriben blogs… mientras que en el caso de éstos el uso se concentra en torno a los juegos online: la actividad preferida en la franja de nueve a diez y años y de doce a catorce, independientemente del sexo.

Los niños aprenden a utilizar el ordenador por sus propios medios, por sus amigos, su familia o en última instancia en el colegio. Esto se debe, en parte, a la tardía edad en que comienzan a dar clases de informática. En España, la brecha se acusa por la falta de contenidos de esta asignatura. En la mayoría de los casos, los alumnos aprenden a utilizar procesadores de texto y otros programas sin atender a clases sobre Internet.

Sin embargo, el mismo estudio revela que, a pesar de no recibir educación sobre el comportamiento online, los niños saben en su mayoría que no deben hablar con extraños y mucho menos quedar con ellos, aunque en algún caso reconozcan haber infringido estas reglas.

En España, el último estudio llevado a cabo por el Centro Tecnológico de la Comunicación y la Información reveló que el número total de niños de diez a catorce años con móvil es 1.201.735. Entre los catorce y los dieciséis años un 72 por ciento de chicos y un 81 por ciento de chicas poseen móvil.

Ese mismo estudio revela algunas diferencias añadidas al estudio europeo sobre los usos diferenciados que los chicos y chicas dan al móvil. Ellas escriben más SMS, si bien ambos lo consideran como una herramienta indispensable para comunicarse con sus amigos y un símbolo de su estatus social. Por su parte, los padres ven el móvil como una herramienta para controlar a sus hijos y tenerlos localizados, por eso la mayoría pagan de su bolsillo el móvil de sus hijos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor