El papel del director de sistemas debe evolucionar

Empresas

Según un estudio realizado por Novabase Consulting, las funciones de los directores de SI se dividen en cuatro grupos el gestor, el pensador, el visionario, y el tecnólogo.

Novabase Consulting, consultora TI, apuesta por la evolución del rol de director de sistemas que está teniendo lugar en las compañías. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por la firma sobre perfiles y funciones que, en el futuro, tendrán los responsables de los sistemas informáticos de las empresas. Así, según el Socio Director de Novabase Consulting en España, Roberto Haig, los directores de sistemas no sólo tienen la responsabilidad de apoyar activamente las necesidades de tecnología, sino también innovar partiendo desde un conocimiento puramente tecnológico.

Este cambio en la responsabilidad de los directores de sistemas de información implica una modificación paralela en la cualificación de los mismos. Pongamos el ejemplo de Estados Unidos, en este país el conocimiento exigido para asumir estas funciones en una gran empresa incluye un fuerte componente de negocio, además del profundo conocimiento de la tecnología actualmente disponible y de los avances y perspectivas previstas para los próximos años, señala Haig.

Además, el máximo responsable de Novabase en España diferencia cuatro modelos en el rol de estos profesionales el gestor, el pensador, el visionario y el tecnólogo. En la primera categoría, el gestor, el profesional de sistemas asume la función de gestión de la infraestructura y de las operaciones de los procesos relacionados con las TI.

Por su lado, el pensador emplea parte de su tiempo en validar la forma en la que las Nuevas Tecnologías pueden utilizarse internamente en su negocio para permitir la implantación de nuevos modelos de negocio, aumentar la facturación y la ventaja competitiva. Mientras, el visionario es el responsable de definir cómo puede utilizarse la tecnología para poner en funcionamiento la estrategia del negocio, así como implantar y operar las soluciones tecnológicas. Finalmente, el tecnólogo organiza sus esfuerzos en el uso de las TI para, según Haig, diseñar y construir nuevos productos y servicios para los clientes de su empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor