El papel recupera protagonismo en una novedosa tecnología de baterías

Empresas

¿Quién dice que el papel está acabado? Puede que sus usos más tradicionales estén en declive, pero una sorprendente tecnología de baterías podría traerlo a la primera fila de la tecnología. Un papel normal y corriente con una capa de tinta hecha de nanotubos de carbono y nanohilos de plata se convierte en un dispositivo de almacenamiento altamente conductivo y maleable como… el papel, según un estudio de la universidad de Stanford. Más detalles y un vídeo explicativo, después del salto.

La tinta de nanotubos de carbono se adhiere al papel como cualquier tinta, convirtiéndolo en un vehículo idóneo para lograr dispositivos de almacenamiento finos  y ligeros. Si las primeras investigaciones demostraron que las baterías de nanohilos de silicio podían ser 10 veces más potentes que las de ión litio, los investigadores de Stanford responsables del proyecto esperan que las baterías de papel permitan alimentar todo tipo de aparatos, desde coches hasta portátiles o móviles, de forma más ligera, pequeña y duradera.

Con este método también se puede crear súper conductores de capacidad con superficies más amplias que permitan una rápida descarga de energía, una necesidad para las fuentes de energía de automóviles que las baterías de ión litio no cubren con la suficiente solvencia.

Lo más importante de esta tecnología es que casi está lista para el mercado. Los investigadores necesitan un poco de tiempo todavía para pulirla, pero las fuentes de energía basadas en su sistema podrían llegar a los productos de consumo muy pronto. Y, además, se trata de una tecnología muy barata. ¿Se le puede pedir más? [Physorg]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor