El recubrimiento de nanoladrillos mejorará el empaquetado de los alimentos

Empresas

Aunque parezca que las bolsas de patatas y los refrescos puedan mantenerse durante años en perfecto estado, lo cierto es que en unos meses las patatas ya no están tan crujientes y los refrescos han ido perdiendo gran cantidad de gas.

Para permitir que aguanten mucho más tiempo, un grupo de científicos ha desarrollado un recubrimiento transparente para plásticos y envoltorios de comida denominado nanoladrillos.

El nuevo material fue presentado en el encuentro y exposición nacional 241 de la Sociedad Americana de Química y su nombre viene de su aspecto al microscopio, ya que parece un conjunto de ladrillos y mortero.

Pero su nombre también viene dado por el material usado en su fabricación, ya que este recubrimiento ecológico que tiene menos de 100 nanómetros de espesor y es transparente, combina un 70% de arcilla de montmorillonita con polímeros.

La gran ventaja con respecto a otras soluciones, es que resulta transparente, puede ser introducido en el microondas y hace los envases más fuertes, manteniendo mejor los alimentos gracias a que los hace 100 veces menos permeables al oxígeno que otros envases similares.

¿Conseguirán estos envases que los alimentos aguanten eternamente? Por supuesto que no, pero al menos si que podremos almacenarlos durante mucho más tiempo sin temor a que se estropeen. Toda una ventaja en caso de apocalipsis zombie si no te apetece salir de casa a buscar provisiones.— Dani Burón [American Chemical Society]

Lea también :