El transbordador espacial habría cumplido hoy 40 años

EmpresasInnovación

20120106-193537.jpg

La idea de un vehículo espacial reutilizable no es algo novedoso.

Una nave que tras varias órbitas a la Tierra regresase sin tener que caer sin control al océano era algo que se estudiaba desde la época del programa Apolo, el que culminó con la llegada del hombre a la Luna. Corría el día de Reyes de 1972 cuando Richard Nixon anunciaba el desarrollo a gran escala de un proyecto que hoy habría cumplido 40 años… De seguir en activo.

Los diseños refinados de los prototipos X-15 y X-20, concebidos a finales de los 50, fueron el gérmen de los Atlantis, Challenger, Columbia, Discovery…. Los archiconocidos “aviones espaciales” que despegaban en vertical como un cohete apoyados por tanques externos desechables y que aterrizaba como un avión tradicional.

Nixon vaticinaba que este tipo de vehículo transformaría la exploración espacial convirtiendo lo que en 1970 constituía una frontera en un territorio familiar durante las décadas de los 80 y 90 cuando subir al espacio se convirtió en una rutina que progresivamente dejó de convertirse en un fenómeno mediático.

Este pasado año el programa de la NASA de transbordadores espaciales finalizó sin que además haya un sustituto a corto plazo. Fueron 185 vuelos con un coste total en torno a 120 mil millones de euros. Inicialmente las previsiones de la agencia espacial contaban con hasta 50 vuelos anuales, aunque finalmente la media era de unas cuatro misiones al año. Una pena que no hayamos podido cantar en esta ocasión el “cumpleaños feliz”. [NASA]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor