El Vaticano comienza su lucha contra el pecado de la polución (en su primera acepción, después de siglos de lucha contra los demás significados)

Empresas

Los primeros paneles de los 2.400 que tendrá la instalación solar del Vaticano se instalaron esta semana, en lo que será el primer puntal de la Santa Sede en su renovada lucha contra la polución en todas sus formas. El proyecto tiene un coste de 1,1 millones de euros, a precio divino, y necesitará un mantenimiento mínimo durante los próximos 25 años. El Estado del Vaticano podría convertirse en el primero sin huella de carbono. Juega en su favor el hecho de que mide menos de medio kilómetro cuadrado. Más detalles y un vídeo demostrativo, después del salto.


Este año el cardenal diácono Renato Raffaele Martino afirmó que “aquellos que destruyen el medioambiente son también grandes pecadores. Es un gran insulto a Dios.” Se habrá dado cuenta, imagino, de que según sus palabras ellos mismos llevan unas décadas insultándolo en este sentido. Por lo demás: es bueno para el medioambiente, es bueno para todos. — Rafa M. Claudín [Treehunger]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor