El Zune sufre el “efecto 2009” (risa de fondo de los propietarios de un iPod)

Empresas

Nueve años después de que uno de los mayores problemas informáticos y tecnológicos más temidos (con perdón de Skynet) no llegara, los dispositivos musicales de Microsoft han decidido tomarse la justicia por su mano. Así, hartos de la explotación sufrida a manos de la compañía de Redmond y las burlas de los fansboys de Apple, los Zune escogieron el 31 de diciembre para ponerse en huelga indefinida. Más tras el salto.

A principios de la mañana del último día del año un gran número de poseedores de la primera versión de los Zune de 30 GB observaron como éstos no se encendían. A la hora de intentarlo tan sólo aparecía el logotipo en pantalla, pero los aparatos no respondían a ningún botón. El departamento técnico se puso en marcha y averiguó que la avería estaba relacionada con un error en el reloj interno provocado por la llegada de un nuevo año bisiesto.

La compañía de las ventanas aseguraba que el fallo se subsanaría sólo en la mañana de Año Nuevo, tan sólo recomendaba a los usuarios descargar la batería y volverla a cargar (versión elegante del “reiniciar equipo”). A día 2, de los 1.200.000 reproductores vendidos en sus dos años de vida, la mayoría parecen haber vuelto a funcionar y otros… pues siguen como yo al empezar el nuevo año, averiados y apagados, en mi caso gracias a la gripe. Con este partido el tanteo se queda así: Zune: 0, iPod: 52. —Alberto Payo [Silicon News]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor