FAN de Brocade a fondo (II)

CloudServidores

Continuamos con la publicación del reportaje que Brocade hace sobre File Area Network.

Servicios de Ficheros sobre la red FAN

Una vez que el nivel lógico o de virtualización está implantado con el Global Namespace, se pueden realizar muchas tareas de gestión totalmente transparentes a los usuarios que antes era impensable realizar debido al impacto que tenían en la organización. Los administradores pueden añadir, mover, balancear y reconfigurar sistemas de almacenamiento físicos sin afectar a los usuarios ni a la forma en que ven la información. Esta sección describe algunas de las principales funcionalidades que se pueden implantar bajo el paraguas de la FAN y el Global Namespace.

Consolidación y Migración de datos No-disruptiva

La consolidación y la migración de datos conlleva mucho tiempo y muchas tareas para los administradores de IT. Los cambios rápidos que se producen en hardware, tecnología y en demanda de capacidad por parte de los usuarios y aplicaciones, están forzando a las compañías el implantar estrategias de migración de datos para optimizar la utilización de los recursos de almacenamiento. Sin embargo, las consolidaciones y migraciones de datos conllevan también muchas implicaciones y dificultades para los administradores. Por ejemplo, es necesario minimizar los tiempos de parada en los usuarios, se demandan técnicas de migración con el menor número de recursos de IT necesarios, se trabaja sobre entornos heterogéneos y se quiere maximizar el ROI utilizando al máximo todos los recursos de almacenamiento de la compañía.

Vamos a demostrar que el utilizar el concepto de Global Namespace va a facilitar la consolidación y la migración de los datos, resultando esto en un ahorro considerable de tiempo y costes. Las compañías que necesiten migrar de sistemas Windows NT4 a Windows 2000/2003, de Novell a Windows, de Linux a Solaris, o de sistemas Windows o Unix a NAS, pueden considerar el desarrollo de un Global Namespace para facilitar dicha migración. El Global Namespace crea un pool de almacenamiento virtual que permite a los administradores identificar mucho más fácilmente los requerimientos existentes en cada plataforma hardware existente. Adicionalmente, los procesos manuales ?como son la creación de carpetas compartidas, copia o borrado de datos- pueden ser automatizados para reducir errores. Cuando utilizamos esta solución para entornos de migración o consolidación, la arquitectura FAN permite reducir considerablemente el tiempo de ejecución y los riesgos asociados.

Ventajas de la arquitectura FAN para consolidación y migración de datos

-Los administradores pueden fácilmente consolidar y migrar datos sin impacto en el acceso a la información de los usuarios y las aplicaciones.

-Utilización de consola de gestión gráfica simple e intuitiva, que hace que las tareas complejas de consolidación y migración se realicen con un simple “drag-and-drop”.

-Las tareas de movimiento de datos pueden automatizarse y planificarse utilizando políticas.

-Esta solución permite a los administradores completar los trabajos de migración de datos en un 50% más rápido.

-La solución permite aplicar migraciones de datos entre entornos heterogéneos, distribuidos geográficamente.

Continuidad del negocio a bajo coste

Los planes para desarrollar proyectos de continuidad del negocio suelen ser más complicados que los propios de Disaster Recovery. Las compañías están preocupadas en las caídas de los sistemas, planeadas o no planeadas, debido a una gran variedad de razones. Un gran conjunto de productos del mercado direccionan la problemática de necesidad de disponer de la información replicada entre varios centros para prepararse ante cualquier problema en el acceso a la información, pero muy pocos de estos productos direccionan el problema de redirigir a los usuarios de forma fácil, sencilla y rápida. De forma habitual, los administradores, además de ser los responsables de garantizar la replicación de los datos, tienen que realizar una serie de tareas para permitir el acceso a los usuarios a todas sus aplicaciones, y además, este tipo de tareas suelen ser sobre sistemas heterogéneos y distribuidos, y minimizando los costes globales de la solución.

El Global Namespace proporciona el failover de todos los usuarios de una manera muy bajo costosa entre todos los centros distribuidos que se dispongan, y permitiendo a los administradores el consolidar toda la gestión del entorno en base a políticas simples y automáticas. Debido a que los administradores gestionan el almacenamiento de una forma lógica y no física, con el Global Namespace los usuarios son redistribuidos de forma transparente y sin ningún impacto para los usuarios. La FAN permite así disponer de una plataforma simple y robusta para la implementación de soluciones de continuidad del negocio y añade beneficios significantes al concepto de Global Namespace.

Ventajas de la arquitectura FAN para garantizar la continuidad del negocio

-Failover instantáneo de los usuarios sobre diferentes dispositivos y/o localizaciones

-Integración de almacenamiento de segundo nivel para replicación y failover

-Configuración y ejecución de los procesos de continuidad del negocio de forma automatizada y basados en políticas.

-Miles de usuarios pueden ser redirigidos a ubicaciones remotas de forma automática en un único paso.

-Interfaz gráfica simple e intuitiva que permite a los administradores planificar y ejecutar los procesos de continuidad del negocio de forma muy simple.

Gestión del Ciclo de Vida de la información

En un entorno de producción donde se acceden a una serie de ficheros, rápidamente se puede comprender que no todos los datos son accedidos en la misma ventana de tiempo. Sin embargo, cada vez más se requiere que la información esté accesible en todo momento y de una forma muy rápida, debido a los requerimientos legales, informativos o de negocio. Ejemplos de este tipo de entornos pueden ser los entornos médicos, donde se tiene que almacenar toda la información de los pacientes. Este tipo de entorno suele ser muy pesado en cuanto consumo de almacenamiento, pero tienen que estar almacenadas en dispositivos de almacenamiento de alto coste y de alto rendimiento.

Implementando una arquitectura de almacenamiento basada en niveles, se puede optimizar eficientemente la infraestructura de almacenamiento para garantizar las necesidades de la gestión del ciclo de vida de la información. El Global Namespace permite la implementación de arquitecturas basadas en niveles y permitiendo el movimiento de datos transparentemente entre ellas, por ejemplo, moviendo datos que lleven mucho tiempo sin utilizar a dispositivos mucho más económicos. Por ejemplo, en el caso de los entornos médicos, el administrador de sistemas de un hospital puede definir el Global Namespace para que se migren a dispositivos de segundo nivel imágenes médicas de forma automática y transparente después de 30 días de la visita de un paciente. Definiendo este tipo de implementaciones no sólo se ahorran costes de adquisición en hardware, sino que también se permite a los administradores el implantar políticas de backup mucho más eficientes, haciendo sólo backups incrementales a aquella nueva información que se disponga, y no realizando múltiples backup a la misma información cada semana. Así los administradores pueden definir y crear políticas para migrar ficheros automáticamente en base a unos criterios, como antigüedad, utilización, tamaño u otros criterios disponibles.

Ventajas de la arquitectura FAN para la gestión del ciclo de vida de la información

-El acceso de los usuarios a la información no es impactado por los procesos de migración entre diferentes niveles de almacenamiento, ya que la migración es totalmente transparente para ellos y el Global Namespace automáticamente actualiza la información cuando se mueve.

-Funcionalidades de clasificación de datos y reporting que permiten a los administradores definir las políticas de una forma fácil y eficiente, permitiendo clasificar la información de forma automática dependiendo de los criterios establecidos.

-Los administradores pueden crear con una simple política las tareas de movimiento y retención de datos.

-Los informes de ciclo de vida de los ficheros son automáticamente generados, permitiendo a los administradores el determinar dónde y cuándo la información es movida

Optimización de los recursos de almacenamiento

El crecimiento exponencial de la información no estructurada tiene un impacto muy importante en la cantidad de servidores y dispositivos de almacenamiento distribuidos y no balanceados que se tienen que utilizar. Como resumen, se estima que aproximadamente entre el 65 o 75 por ciento de toda la capacidad de almacenamiento en al mayoría de las compañías no se está utilizando. Los administradores están preocupados en cómo identificar esta capacidad no utilizada para optimizar al máximo los recursos de almacenamiento existentes, balanceando toda la carga existente entre ellos.

Con el Global Namespace, los administradores pueden crear “pools” de almacenamiento lógicos que se asignan a las necesidades del negocio, gestionarlos y optimizar los recursos existentes para el Global Namespace. Así los administradores pueden centralizar las vistas y gestionar toda la capacidad de la organización utilizando el Global Namespace, y balancear la carga entre diferentes dispositivos de forma transparente, automática y no disruptiva. De esta manera, se proporciona a los administradores con una potente herramienta para optimizar la utilización de la capacidad en toda la organización.

Ventajas de la arquitectura FAN para la optimización de los recursos de almacenamiento

-Configuración y ejecución de balanceo de carga automático y basado en políticas entre diferentes recursos de almacenamiento.

-Los usuarios no se dan cuenta de las actividades de migración entre los sistemas de almacenamiento, ya que el Global Namespace automáticamente actualiza la ubicación de los datos para que sea transparente a los usuarios.

-Utilización de varias políticas para que los administradores puedan sacar el mayor partido posible a todos los recursos existentes de almacenamiento.

Gestión de datos consolidada

Muchas empresas adquieren actualmente varios tipos de sistemas de almacenamiento de diferentes fabricantes para conseguir solucionar diferentes problemáticas de negocio. Un entorno de IT típico contiene diferentes sistemas de almacenamiento cada uno de ellos con sus herramientas de gestión específicas. Los administraciones buscan herramientas para gestionar de forma centralizada el entorno de almacenamiento heterogéneo, y a veces tienen que utilizar herramientas rudimentarias o complejos scripts para ello. Algunas de las necesidades demandadas por los administradores es cómo mover datos entre sistemas CIFS o NFS de forma eficiente y sencilla.

El Global Namespace proporciona a los administradores el disponer de una única localización donde ver y gestionar de forma centralizada todo el entorno de almacenamiento no estructurado. La solución de Brocade es la única del mercado que permite definir servicios de gestión de ficheros totalmente independiente de los dispositivos utilizados. Así se pueden mover y gestionar los datos entre los diferentes tipos de sistemas de almacenamiento existentes en la organización (DAS, SAN, or NAS), de diferentes fabricantes, y sobre sistemas de ficheros tanto NFS como CIFS.

Ventajas de la arquitectura FAN para la gestión de datos consolidada

-Gestión de datos centralizada para los datos almacenados tanto en entornos DAS, SAN o NAS en cualquier lugar de la organización.

-Gestión de datos almacenados en entornos Windows, Linux, UNIX, y sistemas NAS.

-Los administradores disponen de una consola GUI única, simple e intuitiva para la gestión de todo el entorno de datos no estructurados.

Gestión de datos de delegaciones remotas

La gestión de la información de diferentes delegaciones produce grandes problemas a los departamentos de IT, que están buscando la forma de mantener la disponibilidad de los datos y disminuir el coste en la gestión de estos entornos. Adicionalmente, los costes en la replicación de los datos para el disaster recovery suelen ser muy altos para las organizaciones con varias delegaciones. El mantener actualmente diferentes dispositivos de backup en cada delegación suele ser bastante ineficiente y costoso, y la replicación de datos sobre la red WAN para la realización de backups centralizados es bastante difícil y complicada.

El Global Namespace proporciona una solución de bajo coste en la gestión de datos distribuidos en delegaciones. Con el servicio de nombres, los administradores disponen de una única vista de todos los datos en todas las delegaciones y pueden gestionarlo de una forma sencilla. Los datos pueden ser replicados a una ubicación central para backup, eliminando así la necesidad de dispositivos de backup en las delegaciones, simplemente aplicando las políticas de movimiento de datos adecuadas.

Adicionalmente, se puede combinar esta solución con la solución WAFS, para no disponer de información activa en las delegaciones, y consolidar todos los recursos en el centro de datos. El Global Namespace proporciona a WAFS todas las funcionalidades de virtualización, disponibilidad y fiabilidad del entorno de delegaciones, garantizando en todo momento el acceso de los usuarios a la información crítica de negocio.

Ventajas de la arquitectura FAN para la gestión de datos en delegaciones remotas

-Replicación automática y basada en políticas sobre dispositivos heterogéneos y múltiples delegaciones.

-Replicaciones many-to-one pueden ser planificadas para copiar datos de múltiples delegaciones al centro de datos para la realización de backups centralizados.

-Posibilidad de planificar cientos de tareas de replicación simultáneamente.

-Sistema de replicación patentado Byte-Level File Differencing Replication (BFDR) que permite copiar sólo las modificaciones de los ficheros, reduciendo el tráfico sobre la red WAN, reduciendo el consumo de ancho de banda de la red durante los procesos de copia hasta en un 90%.

Clasificación de datos y reporting

La clasificación de datos y reporting son los primeros pasos para la implantación de cualquier estrategia de ciclo de vida de la información. Sin tener claro el valor de la información de una organización, los administradores no pueden definir políticas para reducir los costes de IT y maximizar la utilización de los sistemas de almacenamiento. Actualmente, los procesos de clasificar la información suelen ser totalmente manuales y requieren de una gran cantidad de tiempo. Para poder obtener información detallada de un departamento, los administradores deben estudiar manualmente todos los recursos existentes en ese departamento y desde diferentes fuentes.

Con el Global Namespace, los administradores tienen una forma lógica de agrupar la información para su clasificación. Así se proporciona la clasificación de los datos como un paso adicional en la implantación de la solución, permitiendo a los administradores tener una visión total de todo el entorno de producción. Así se permite clasificar los datos dependiendo de diferentes valores de negocio establecidos o categorías, incluyendo departamentos, localización, proyectos, grupos de usuarios, edad de ficheros, tamaño de ficheros, etc. Una vez que la política de clasificación ha sido completada, los administradores pueden ejecutar la generación de informes a medida para satisfacer las necesidades de negocio existentes.

Ventajas de la arquitectura FAN para la clasificación de los datos y reporting

-Clasificación de los datos incluida, basada en múltiples parámetros.

-Reporting automatizado y basado en políticas.

-Utilización de informes estándar que permiten dar una visión del entorno, permitiendo a los administradores el definir las políticas adecuadas para cada caso.

-Utilización de reporting basado en agents o no.

-Utilización de informes es muy útil para la implantación satisfactoria de un entorno de gestión del ciclo de vida de la información.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor