Foxconn, ¿hay mejora de verdad o aquí hay gato encerrado?

Empresas

En China hay muchas empresas y la mano de obra es muchísimo más barata que en Europa o América, pero gracias a Internet y gente interesada por las injusticias, una de las que dependen gran cantidad de los dispositivos tecnológicos que consumimos de muchas marcas, Foxconn, parece cada vez más transparente y podemos saber más sobre que ocurre en la misma. Pero ahora que están en el centro de atención ddesde hace varios años ¿es real lo que sabemos de ella?

Todos conocemos los datos de suicidios, de condiciones de trabajo draconianas, de sueldos miserables… pero también es cierto que para los estándares chinos no son los peores, y si ya vamos a otros países podríamos decir incluso que son privilegiados.

Hablamos luego de que las tasas de suicidios son menores que la media de China y que miles de personas buscan trabajo allí, aunque también cierto que otros muchos dejan el trabajo después de un tiempo y que los documentales que se han grabado de las condiciones subrayan el estado de animo de los trabajadores.

El aburrimiento, la falta de descansos, jornadas de más de 60 horas semanales con 80 horas extras al mes y cansancio generalizado de los trabajadores. ¿Pero no pasa lo mismo en otras muchas cadenas de montaje?

Lo cierto es que, independientemente de que sus condiciones sean o no adecuadas en China, el hacerlo público ha sido el detonante para mejoras sustanciales a los trabajadores de Foxconn, que es la empresa exportadora más grande de China, y por tanto mejorar sus condiciones supone una mejora que puede extenderse con facilidad a otras empresas.

Hemos visto las “redes antisuicidios”, que aunque parezcan absurdas salvan vidas, tres subidas de sueldo desde el 2010, la última de entre un 16 y un 25% y que hacen que ahora ganen casi el doble de lo que ganaban hace 3 años, y las últimas auditorias de la Fair Labor Association.

Pero dentro de todo esto también hay varias realidades ocultas, lo primero es que esas auditorias están hechas por asociaciones en parte financiadas por la empresas a las que Foxconn suministra, y además no son sorpresa ni nada parecido, se conocen con días de antelación.

De hecho aunque no se encontraron niños trabajando, varios trabajadores de las plantas de producción aseguran que durante las inspecciones fueron llevados a otras partes para mantenerlos ocultos.

Luego está el enorme porcentaje de beneficio que algunas de las empresas a las que suministran obtienen por producto, y que aunque el salario es mejor, los ritmos de producción son iguales o superiores.

Bueno, al menos es un comienzo, aunque todavía queda por hacer y para ese iPhone “ético” que clamaban los usuarios de Apple, gracias a las protestas de los cuales las cosas están cambiando, todavía queda bastante.

Foxconn no es para nada un problema en exclusiva de Apple, pero debido a su importancia en su producción al menos están intentando cambiar las cosas, puede que no con toda la transparencia que debieran, pero al menos se intenta y ojalá otras empresas del sector se unan a este cambio.

De hecho ojalá pasara lo mismo y tuviera tanto revuelo y efectividad los escándalos de la industria textil, deportiva, joyera y del lujo, y ante la actitud de muchos de “las cosas están mal y hay que aceptarlas” es satisfactorio ver como algunos clientes cabreados pueden cambiar aunque sea un poco las cosas.

Algunos comentan que estas subidas de precio son una especie de “soborno” interno al trabajador para no denunciar las condiciones, luego empresas como HP y Dell aseguran que esas subidas supondrán un aumento del coste de los productos sin saber con datos claros de costes si lo usarán como escusa para aumentar beneficios. Vosotros que opináis ¿son suficientes estos cambios o es necesaria más presión? [ABC]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor