Google recuerda a Fermat y su teorema insoluble

Empresas

Demasiado complejo para apuntarlo en el márgen de un libro, demasiado interesante como para no tratar de resolverlo.

Fermat solía dejar breves apuntes en los márgenes de los libros que leía, y un día escribió “Es imposible encontrar la forma de convertir un cubo en la suma de dos cubos, una potencia cuarta en la suma de dos potencias cuartas, o en general cualquier potencia más alta que el cuadrado, en la suma de dos potencias de la misma clase. He descubierto para el hecho una demostración excelente. Pero este margen es demasiado pequeño para que quepa en él“.

Poco después murió, dejó ese problema, el denominado último teorema de Fermat, enunciado pero sin resolver, dejando también a cuatro siglos de científicos devanándose los sesos para encontrar la solución. Hoy se cumplen 410 años de su nacimiento, como atestigua el doodle que le ha dedicado Google. Y aún hay más.

Antes que Newton, Leibniz y Pascal, Fermat ya había descubierto el cálculo diferencial y la teoría de probabilidades. En Murcia no diríamos de él que era bueno. Diríamos que es un máquina.

Pero lo que más fama (y dolores de cabeza) ha causado durante 350 años es la formulación que realizó en una breve anotación de un reto que finalmente fue resuelto por Andrew Wiles ayudado por Richard Taylor, aunque una película española (“La habitación de Fermat“) proponía otra hipótesis.

La escueta anotación se hizo en un volúmen de la “Aritmética” de Diofanto y hoy Google le rinde homenaje sustituyendo su habitual logotipo por una pizarra en la que vislumbramos, junto al nombre del buscador, misteriosas fórmulas y símbolos.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor