Groupon busca recuperar confianza contratando expertos financieros

Empresas

Daniel Henry, jefe de finanzas de American Express, y Robert Bass, vicepresidente de Deliotte, formarán parte de la junta directiva de Groupon.

Dos nuevos directores financieros reemplazarán a Howard Schultz, presidente ejecutivo, y Kevin Efrusy, capitalista de riesgo, en la junta directiva de la compañía.

Los nuevos fichajes, que formarán parte del Comité de Auditoría son Daniel Henry, director financiero de American Express, y Robert Bass, vicepresidente retirado de la consultora Deloitte LLP. Henry fue designado el pasado 26 de abril para sustituir a Schultz, que renuncia a su puesto. Bass, por su parte, se retirará de Deloitte el próximo 2 de junio.

Daniel Henry ha sido director financiero de American Express desde octubre de 2007 y se unió a la compañía como interventor en 1990. Anteriormente, fue socio de Ernst & Young. Robert Bass, que ha sido un socio de Deloitte desde 1982, ha sido vicepresidente de la firma desde 2006.

Con este anuncio Groupon busca recuperar la confianza de los inversores y de la Bolsa en general después de que sus acciones coticen ahora a 10,71 dólares, un 46% menos que los 20 dólares con que debutaron el pasado mes de noviembre.

El origen de esta caída no es más que una revisión de las cuentas de la compañía por parte de la SEC después de descubrirse que había ganado 14,3 millones menos de lo anunciado en el cuarto trimestre, que fueron los primeros resultados que hacía públicos la compañía de cupones descuentos desde que cotiza en Bolsa.

Groupon se excusaba diciendo que  la empresa ha crecido mucho en poco tiempo y es fácil cometer errores, y explicaba que no había tenido en cuenta la devolución de los productos de alta gama. No era, sin embargo, el primer error de la compañía, que durante la OPV tuvo que cambiar la manera en que contabilizaba sus ingresos y realizaba sus valoraciones.

De forma que los nombramientos buscan recuperar la confianza de los inversores seis meses después de hacerse pública y que los cambios contables comentados anteriormente hicieran que las pérdidas netas del cuarto trimestre se ampliaran hasta los 22,6 millones de dólares y los ingresos se redujeran 14,3 millones hasta los 492,2 millones de dólares.