Hace 42 años de la primera vez que un hombre meó en la Luna [Veredicto: a ver ahora quién mea más lejos]

Empresas

Un pequeño paso para un hombre y unos saltitos nerviosos para otro incapaz de contener las ganas de vaciar la vejiga.

Ni un solo árbol a la vista sobre la superficie lunar tras la que aliviar la urgencia mingitoria. Menos mal que los trajes de los astronautas incorporaban un sistema de sondas para estos casos a fin de que las necesidades corpóreas no supusieran un obstáculo en la exploración espacial. Hace 42 años Armstrong era el primer hombre en pisar nuestro satélite pero Aldrin se reservaba el honor de ser el primero en mear en tan “magnífica desolación“, tales fueron sus primeras palabras al descender del módulo lunar Eagle. Y aún hay más.

La zona en la que tomó tierra el Eagle se llamaba Mar de la Tranquilidad.

Para Aldrin debió ser doble tranquilidad pues además fue allí donde pudo relajar su próstata y dejar que la sonda acogiera por primera vez en la historia una auténtica meada lunar.

El bueno de “Buzz” Aldrin además fue también el primero en empinar el codo allá arriba puesto que además de una forma consagrada con la que comulgar llevó un poco de vino para acompañar, en concreto. A pesar de un gesto tan cristiano sucumbió al pecado de la envidia de no haber sido el primer hombre en pisar la Luna porque del centenar largo de fotografías que realizaron ambos astronautas con la cámara Hasselblad que llevaban, Armstrong aparece únicamente en una. Excepto esa en todas las fotografías de ese primer viaje en que aparece un astronauta es Aldrin, que cuando su compañero le pasó la cámara hizo sólamente una fotografía a Armstrong dedicando su atención con el resto de instantáneas a los cráteres y rocas de la superficie lunar.

Quizá es que estaba aún ocupado en buscar un lugar tranquilo donde mear. ─[HoustonPress]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor