Heartfalls: chimenea con cascada [veredicto: el apocalipsis está cerca]

Empresas

Primero fueron las cataratas de Iguazú, un paraíso salvaje en el corazón de sudamérica. Luego, las del Niágara, un paraíso de hormigón prefabricado y neón entre Canadá y los Estados Unidos. Ahora, son las cataratas del corazón en tu salón: Hearthfalls es una prueba más de que el mundo está destinado a la destrucción, no

hearthfall.jpgPrimero fueron las cataratas de Iguazú, un paraíso salvaje en el corazón de sudamérica. Luego, las del Niágara, un paraíso de hormigón prefabricado y neón entre Canadá y los Estados Unidos. Ahora, son las cataratas del corazón en tu salón: Hearthfalls es una prueba más de que el mundo está destinado a la destrucción, no en una tercera guerra mundial entre moros y cristianos, sino en una orgía de terciopelo rojo, chantilly y champán rosa de garrafón fotografiada por los horteras de Hola. La Hearthfalls también es una chimenea con cascada de agua incorporada que cuesta 1.500 euros, un muro de agua que no sólo te protege a ti, tu amante y tu alfombra de piel de oso polar o guepardo sintéticos de chispazos y brasas, sino que además marcará un antes y un después en tu vida amorosa. Vamos, como mi ex-mujer, pero en chimenea.

Página del producto [Hearthfalls vía SCI FI Tech]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor