Homer explica el problema de las votaciones electrónicas

Empresas

La idea de que las informaciones que almacenamos digitalmente puedan ser fácilmente alteradas es preocupante. Si ese principio lo aplicamos a unas elecciones presidenciales de la primera superpotencia mundial, se convierte en algo no menos que escalofriante. Esto asustaría a cualquiera, pero claro, Homer Simpson no es un cualquiera. Él salvó una nave espacial con una barra y a una central nuclear con un “pinto, pinto, gorgorito”. Ahora en sus manos está cambiar los resultados de quién será el próximo presidente americano. ¿Responsabilidad? Naa, siendo Homer, simplemente es otro divertimento más. El vídeo en un salto.

— Alberto Payo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor