Huawei utiliza la IA para detectar problemas visuales en niños

Innovación

La Inteligencia Artificial de Huawei y la tecnología de sus smartphones se utilizarán en hospitales oftalmológicos de todo el mundo en asociación con un instituto líder en salud ocular.

Huawei se ha hecho partícipe de su experiencia en Inteligencia Artificial para ayudar a los organismos de investigación médica referentes en la protección de la vista de los niños. En concreto, Huawei se encuentra trabajando con IIS Aragon y DIVE Medical para el co-desarrollo de Track AI, un sistema basado en Inteligencia Artificial diseñado para detectar y diagnosticar los signos prematuros de falta de visión en niños 

La Organización Mundial de la Salud calcula que en el mundo hay, alrededor, de 19 millones de niños con problemas de visión. De ellos, del 70 al 80% tienen posibilidad de curarse o prevenirlo. Pero en la mayoría de los casos estos niños no se diagnostican durante años, algo que puede acarrear consecuencias cada vez más graves relacionada con su desarrollo general o sus oportunidades educativas y sociales.  

Victoria Pueyo, oftalmóloga pediátrica de DIVE Medial afirma que “con el apoyo de Huawei y el impulso aportado a DIVE a través de la IA, ahora podemos trabajar para lograr este objetivo. Nuestro propósito es implementar esta tecnología a nivel mundial y con nuestro enfoque multiétnico poder atender todo tipo de discapacidad visual”.  

Para detectar estas deficiencias visuales, el software DIVE se emplea en el portátil Matebook E para monitorizar y rastrear la mirada de cada ojo y mientras estos buscan estímulos. Los datos recopilados del movimiento de la mirada de los pacientes se procesan en el Huawei P30 gracias al algoritmo Huawei HiAI con el fin de identificar posibles problemas visuales.  

Con la tecnología de Huawei P30 y Huawei HiAi el proyecto Track AI se materializa en un dispositivo portátil y accesible. El objetivo de esto es dotar de capacidades a personas sin capacitación que les permita identificar a los niños que puedan tener deficiencias visuales para poder ayudarles a acceder al tratamiento de la manera más inmediata 

Track AI es parte del creciente compromiso de Huawei para ampliar los límites de lo que es humanamente posible y usar la inteligencia artificial para un buen propósito. Nuestro objetivo con este proyecto es hacer posible que los padres y los médicos de todos los rincones del mundo detecten las discapacidades visuales de una manera más rápida, fácil y eficiente a través de la tecnología IA”, concluye Peter Gauden, experto en tecnología de Huawei.  

DIVE es capaz de recopilar con notable precisión los datos sobre la posición de la mirada de un niño durante un estímulo visual diseñado científicamente. Al utilizar la IA se pueden configurar los ordenadores para interpretar estos patrones anormales y realizar exámenes de detección más fáciles y diagnósticos asistidos 

Kirin 980 cuenta con dos unidades dedicadas de procesamiento neural (NPU doble) que son compatibles con la inteligencia artificial del dispositivo, lo que significa que las funciones de IA son procesadas en el propio smartphone. El dispositivo TrackAI es portátil, no necesita WiFi y recibe datos en tiempo real para acelerar los diagnósticos. Las capacidades sin precedentes del smartphone de Huawei permiten utilizar TrackAI en cualquier parte del mundo. 

Una vez que se haya incorporado una gran cantidad de datos, se capacitarán las redes neuronales y se pondrá a prueba un dispositivo prototipo a finales de este año. El objetivo es realizar su implementación en 2020, lo que ayudará a los profesionales de la salud a diagnosticar y tratar las afecciones oculares en una etapa temprana.